La región de América Latina tendrá una desaceleración suave en 2012, a pesar de las difíciles condiciones en Europa, por lo que la región crecerá alrededor de 3.6%, consideró BBVA Research.

Jorge Sicilia, economista en jefe de BBVA, comentó "El escenario base apunta a un aterrizaje suave en las economías emergentes de América Latina debido a la desaceleración global, sin embargo la región tiene una fuerte demanda interna".

De las economías que mayor crecimiento tendrán en 2012 en América Latina se encuentran Panamá con 6% y Colombia y Perú con 5% cada una, mientras que Chile lo hará en 4%, Argentina en 3.9%, México en 3.3% y Brasil en 3.2 por ciento.

Sicilia, destacó que la región cuenta con la ventaja de tener una inflación controlada y un déficit fiscal bajo, esto en caso de tener que enfrentar una crisis global.

El especialista señaló que las elecciones presidenciales en Estados Unidos son importantes para México, en la medida que se incremente la incertidumbre en la campaña hacia el tope de la deuda.

Si la incertidumbre del tope de la deuda se incrementa en las campañas, esto llevará a que las empresas norteamericanas detengan un tiempo sus proyectos de inversión en países como México , aseguró el especialista.

A pesar de la fuerte dependencia de México con la economía de Estados Unidos, BBVA consideró que esto no necesariamente es tan negativo, ya que actualmente pocos mercados desarrollados están creciendo y uno de ellos es el norteamericano.

Más que una debilidad, es una ventaja la cercanía de México con Estados Unidos, ya que si bien tiene sus riesgos la dependencia comercial del país Latinoamericano, Estados Unidos sigue siendo el principal mercado mundial , aseguró Sicilia.

No obstante, recomendó que México podría incrementar su tasa de recaudación fiscal, con el fin de que dependa menos el gobierno del petróleo y se fortalezca sus finanzas públicas.

Así mismo, consideró que la contracción del gasto público y el control del déficit presupuestal no están afectando el crecimiento de las economías en América Latina, ya que los crecimientos aún siguen sólidos.

Algunos organismos internacionales recomendaron que se disminuyeran la contracción presupuestal, para fomentar el crecimiento, pero esto aplica a las economías desarrolladas que están teniendo fuertes programas de austeridad. En Latinoamérica no es el caso, y por el contrario, ese control da más confianza en los países de la zona , aseguro el economista de BBVA.