La japonesa Sumitomo pidió al gobierno boliviano aclare las condiciones para continuar invirtiendo en el país ya que la firma informó que ha invertido 1,800 millones de dólares en el desarrollo de su subsidiaria minera donde explota plomo, zinc y plata.

El representante de Sumitomo, Hiruo Makusaki, informó que desde 2009 la empresa controla el 100% de la minera San Cristóbal, la más grande de Bolivia, tras comprar las acciones de la estadounidense Apex Silver Mines. La mina está a unos 500 kilómetros al sur de La Paz, el yacimiento es rico en plomo, plata y zinc.

"Nos interesa que se aseguren o se tenga claramente cuáles son las condiciones para invertir en Bolivia, con eso nosotros estamos tranquilos", dijo el empresario.

Hasta la fecha, la firma ha invertido 1,800 millones de dólares y realiza un estudio para potenciar tecnológicamente la explotación de litio en el salar de Uyuni al sur de La Paz, un desierto salino rico en el metal más liviano.

El presidente Evo Morales se reunió la víspera con Makasuki en Palacio de Gobierno.

Bolivia busca desarrollar una industria propia de baterías eléctricas, pero con socios que inviertan en el país. Ha habido varias transnacionales interesadas pero aún no hay una que se lleve el proyecto.

Bolivia, aún no tiene una ley minera que contemple el sistema de inversiones extranjeras.

nlb