En el 2013, se estima que el subsidio al precio de las gasolinas y diesel será de 44,000 millones de pesos, lo que representa 0.26% del Producto Interno Bruto (PIB), según cálculos del presupuesto de gastos fiscales contenidos en el paquete económico entregado por la Secretaría de Hacienda al Congreso.

El monto se realizó con la información de los volúmenes de ventas y precios internacionales esperados. Pero, en la medida en que la información cambie, es factible que la estimación de pérdida recaudatoria se modifique en forma importante, aclaró. Hay que recordar que, para el 2012, se proyectó que el subsidio costaría 50,000 millones de pesos.

Sin embargo, el subsecretario de Ingresos, Miguel Messmacher, adelantó en conferencia de prensa que superará los 200,000 millones de pesos. El funcionario informó que el desliz mensual de 9 centavos se mantendrá y que no se prevé un salto súbito.

La política de ajustes graduales busca balancear los objetivos de evitar el deterioro de las finanzas públicas, matizó. En México el consumo per cápita es mayor respecto de Brasil, España y Francia.

PÉRDIDA RECAUDATORIA

Entre los tratamientos diferenciales que destacan para el ejercicio fiscal 2013, por el monto estimado de la pérdida recaudatoria que éstos implican, se encuentran la tasa cero en el Impuesto Al Valor Agregado (IVA), que se estima que generará una pérdida de ingresos para el referido ejercicio de 189,280 millones de pesos (1.14% del PIB). Los ingresos exentos del Impuesto Sobre La Renta (ISR) por salarios, se estima en 78,696 millones de pesos (0.47% del PIB) y los bienes y servicios exentos en el IVA implicará que no se recauden 47,538 millones de pesos (0.2878% del PIB).

El costo fiscal por el subsidio para el empleo en materia del ISR ascenderá a 31,789 millones de pesos (0.19% del PIB).