La forma más directa en la que podría afectar a México la salida del Reino Unido de la Unión Europea, oficial a partir de este viernes, sería a través de la volatilidad financiera advirtieron catedráticos del Colegio de México y la Universidad Panamericana.

A pesar de que hoy mismo se formaliza el primer divorcio de un miembro de la Unión Europea, se han pactado 11 meses para la transición, donde ambas partes negociarán como será su futura relación.

Es en este trayecto, conforme se vayan alcanzando los acuerdos comerciales, políticos, de migración y económicos entre Reino Unido y la Unión Europea, cuando el mercado calibrará si hay razones para mantenerse tranquilo (…) o si se presentan episodios de incertidumbre que puedan llegar hasta los mercados emergentes, explicó el catedrático e investigador del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México, Francisco Gil Villegas.

Se podrían anticipar periodos de volatilidad en el mundo a partir del término, mientras Reino Unido negocia los acuerdos comerciales principalmente con Bruselas, en paralelo con Estados Unidos, y en lo que busca reconfigurar su relación en América Latina, refirió aparte Gabriel Pérez del Peral, catedrático en temas macro de la escuela de negocios de la Universidad Panamericana.

En este trayecto la Comisión de Cambios, integrada por Banco de México y la Secretaría de Hacienda, tendría que estar a la espera de reacción, del contexto internacional si es que en algún momento se presenta un evento disruptivo en los flujos de capital internacional, precisó.

Si el tiempo de transición resulta insuficiente para llegar a algún acuerdo comercial con la Unión Europea, entonces podría presentarse la volatilidad y la incertidumbre, refirió.

Fortalecer nexo comercial

El intercambio comercial entre México y Reino Unido es reducido. Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), ha sido equilibrado a partir del año 2000, y fue hasta el año 2014 cuando el comercio de bienes entre ambas partes se triplicó para aproximarse a los 265,000 millones de dólares.

El comercio entre Latinoamérica y Reino Unido al cierre de 2017, fue cercano a los 18,000 millones de dólares, y son México y Brasil, quienes concentran más de la mitad del intercambio con aquél país.

Sin embargo, este comercio entre México y el Reino Unido, es apenas 0.5% del comercio total mexicano.

El Brexit tendrá que ofrecer una nueva oportunidad para el comercio entre ambas regiones, acotó el especialista del Colegio de México, donde intervendrá un tercer factor, que es la relación de Estados Unidos con ambos países.

Considera que el primer ministro de Reino Unido tendrá un mayor interés en fomentar la relación favorable con Estados Unidos en este periodo, donde aprovechará que la situación de aquel país con Francia y Alemania, no son del todo tersas.

Recuerda entonces que en términos de relaciones internacionales y geopolíticas, Reino Unido está aplicando para ser el principal aliado de Estados Unidos en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Lo que reviste de mayor importancia el nexo que puede generarse con México, tras la ratificación del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, sostuvo.

El especialista de la Universidad Panamericana explica que en estos 11 meses de transición, el reto estará en que Reino Unido consiga cerrar las negociaciones de comercio con la Unión Europea lo que se anticipa difícil, si se toma en cuenta la referencia internacional, donde los acuerdos se pueden tomar hasta cuatro años.

Reino Unido y su entorno interno

Pérez del Peral pone de relieve que la salida de Reino Unido de la Unión Europea rompen 50 años de anexión.

El PIB percápita de Reino Unido se aceleró al integrarse desde 1971 hasta el 2015 y consiguió una expansión mucho mayor a la que consiguieron los países bajos.

Ahora que se está saliendo, se espera se espera un impacto importante en las inversiones futuras, donde los mayores afectados, serán los ciudadanos de aquél país de menos de 45 años.

Pérez del Peral anticipa que se va a abaratar la libra y que se presentará un estímulo al turismo, lo que podría compensar la tensión económica que sí se espera a partir de esta separación.

El especialista del Colmex, pone de relieve que ademas de estos retos, Reino Unido enfrenta dos crisis políticas internas, pues ni Nueva Escocia, ni Irlanda están de acuerdo con esta separación de la Unión Europea.

[email protected]