Entrevista con Corin Robertson, embajadora de Reino Unido en México.

A poco más de tres años que se celebró el referéndum, donde los británicos decidieron salir de la Unión Europea (UE), el Parlamento de Reino Unido aprobó el divorcio con lo que, a partir de este sábado, iniciará un periodo de transición que finalizará el 31 de diciembre de este año. Es la primera vez que un país decide dejar la UE desde su creación, en 1957.

En entrevista, Corin Robertson, embajadora de Reino Unido en México, asegura que empieza una nueva etapa para su país con miras a fortalecer su política de comercio exterior. Además, habló de su plan de trabajo con México.

—El presidente de Francia comunicó que esta noche será un momento triste, ¿qué sentimientos tendrá usted?

Muchas personas creen lo mismo, pero el Brexit es una nueva etapa para Reino Unido y para Europa también. Ha sido un periodo largo de cumplir la voluntad de la mayoría de los británicos, así como de incertidumbre y difícil para todos. Pero a partir de este viernes, podemos empezar una nueva etapa en nuestras relaciones con la Unión Europea, ya que será siempre nuestro socio político y económico más importante. Somos vecinos y queremos tener una relación muy fuerte y amistosa. Este periodo de transición va a ser muy importante para poder desarrollar y concretar la futura relación ambiciosa que queremos tener. Estamos saliendo de la Unión Europea, pero no estamos dejando a Europa.

—¿Considera que el periodo de transición de 11 meses en los que su país negociará un nuevo marco comercial con la UE será complejo?

Va a ser un periodo muy intenso de negociación; ya tenemos acordado los principios del futuro convenio y estamos optimistas. Ambas partes queremos lograr un pacto lo más rápido posible para poder avanzar y seguir con la próxima etapa, no queremos un periodo de transición indefinido. Los principios respecto a tener una política de comercio exterior independiente, la libertad de movimiento y el tratamiento de la frontera de Irlanda del Norte son importantes, queremos evitar la frontera dura y ya sólo falta afinar detalles. Está acordado que Irlanda del Norte será tratado como parte del mercado único en cuanto a los bienes que se mueven con la Unión Europea.

—¿Durante este año se negociará un acuerdo comercial con México o será hasta el 2021?

La continuidad de las relaciones comerciales entre México y Reino Unido seguirán dentro del Acuerdo Global con la UE hasta diciembre de este año, pero ya estamos platicando con las autoridades de la Secretaría de Economía y de Relaciones Exteriores de lo que vamos a hacer después de diciembre para asegurar un esquema bilateral ambicioso. Podemos usar el Acuerdo Global como parte de la transición, (después) un acuerdo comercial entre Reino Unido y México, ya que tenemos lazos profundos en todos los sentidos, pero sin duda, en el futuro, habrá más oportunidades de profundizar las relaciones en comercio exterior. También estaremos en pláticas con EU, Australia, Nueva Zelanda y Japón para forjar nuevas alianzas.

—¿Crecerá la tentación de Escocia de organizar un referéndum independentista por su europeísmo?

Siempre existe la posibilidad, pero por su parte, Reino Unido no quiere perder a Escocia ya que queremos mantener la unidad. Reino Unido es un país fuerte, además de que está entrando en un periodo de cambio y queremos enfocarnos en esta fase en la futura relación con la UE y lograr la fortaleza para todo el país, incluyendo a Escocia.

—¿El periodo de transición afecta a la economía británica?

A pesar de que ha sido un periodo lleno de incertidumbre, la economía se ha mantenido fuerte, ya que hilamos nueve años de crecimiento económico y se pronostica que para este año la economía crezca alrededor de 1.4%, somos la quinta economía más grande del mundo, además de ser abierta, innovadora en tecnología y servicios financieros. Tenemos mucho que ofrecer.

Agenda 2020 con México

La diplomática manifestó que, como parte de su agenda de trabajo, para este 2020 se seguirá impulsando la Alianza para el Crecimiento Sustentable e Inclusivo —el acuerdo bilateral más amplio en la historia del Reino Unido y México—, que promueve una mayor inversión y comercio en diversos sectores. Actualmente, está en fase de implementación el Fondo de Prosperidad, con el propósito de contribuir al desarrollo económico y la reducción de la pobreza a través de diferentes ejes, incluyendo anticorrupción y Estado de derecho, servicios financieros, energía, educación y ciudades del futuro.

“Para los próximos cuatro años, vamos a invertir 6,000 millones de pesos en programas de fondos de cooperación para abordar diversos temas”, precisó.

[email protected]