La semana pasada el número de estadounidenses que pidió subsidios por desempleo se mantuvo en un mínimo de 43 años, lo que apunta a una fortaleza sostenida del mercado laboral que podría llevar a la Reserva Federal (Fed) a subir las tasas de interés en diciembre.

El reporte, que presentó el Departamento del Trabajo, se suma a datos como el de las ventas de automóviles de septiembre y a los sondeos de manufacturas y servicios, que refuerzan la percepción de que el crecimiento económico repuntó en el tercer trimestre tras un flojo desempeño en los primeros tres meses del año.

Las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo se mantuvieron estables, en una cifra desestacionalizada de 246,000, en la semana que cerró el 8 de octubre, la lectura más baja desde noviembre de 1973, indicó el Departamento del Trabajo.

Los pedidos de la semana previa se revisaron para mostrar 3,000 solicitudes menos de las informadas originalmente.

Es la semana consecutiva número 84 en la que las solicitudes siguen bajo el umbral de las 300,000 que se asocian con condiciones sólidas para el mercado laboral. También es la racha más larga desde 1970, año en el que el mercado laboral era mucho menor.

Las minutas de la reunión de la Fed de septiembre, publicadas el miércoles, mostraron que varios de sus miembros consideran que sería apropiado subir los costos del crédito relativamente pronto si la economía se sigue fortaleciendo.

En un segundo reporte, el Departamento del Trabajo informó que los precios de las importaciones subieron 0.1% el mes pasado tras el declive de 0.2% de agosto. En los 12 meses a septiembre, los precios de las importaciones cayeron 1.1%, el menor descenso desde agosto del 2014, luego de retroceder 2.2% en el mismo lapso hasta agosto.

Los economistas habían previsto que el indicador de los subsidios por desempleo subiera a 254,000 en la semana pasada.

El promedio móvil de solicitudes, considerado una mejor medición de las tendencias del mercado porque elimina la volatilidad entre semanas, bajó en 3,500 a 249,250 la semana pasada, también a su cota menor desde noviembre de 1973.

Si bien la tasa de crecimiento de empleo se ha desacelerado a un promedio mensual de 178,000 empleos en lo que va del año tras el promedio de 229,000 en el 2015, sigue superando la cifra de 100.000 que la jefa de la Fed, Janet Yellen, estima que se requiere para absorber el ingreso de nuevos participantes al mercado laboral.

El reporte de solicitudes mostró además que el número de personas que aún reciben ayuda tras una semana inicial de subsidios declinó 16,000 a 2.05 millones en la semana terminada el 1 de octubre, su nivel más bajo desde junio del 2000.

El promedio móvil a cuatro semanas de las solicitudes continuas bajó 25.750 a 2,07 millones, su lectura menor desde julio del 2000.