Con el fin de apoyar a las personas afectadas por los sismos del 2017, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) ejecutará, por medio de una carpeta de proyectos de obras públicas, más de 21,000 millones de pesos, de los cuales 8,000 millones corresponden al presupuesto de la dependencia y 13,000 millones al Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

De acuerdo con la secretaría que encabeza Román Meyer Falcón, las obras contempladas para este proceso de reconstrucción estarán basadas en la reparación o construcción de viviendas, centros de salud, inmuebles educativos y otros catalogados como patrimonio histórico de México, ubicados en nueve estados del país.

La dependencia detalla en un comunicado que las acciones que implementará el gobierno para la reconstrucción estarán encabezadas por la misma Sedatu y se tendrá una coordinación con otras secretarías como la de Cultura, de Hacienda y Crédito Público y de Bienestar.

“A través del Programa Nacional de Reconstrucción, la Sedatu ejecutará 8,000 millones de pesos, cifra aprobada en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019; además, se canalizarán para el mismo fin más de 13,000 millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales”, explica la secretaría.

Rehabilitación de inmuebles

Para Meyer Falcón, titular de la Sedatu, con los recursos del Fonden se prevé la rehabilitación o construcción de 237 inmuebles de infraestructura educativa, 649 del patrimonio cultural y, asimismo, equipar y rehabilitar centros de salud.

La secretaría informó que las entidades beneficiadas con estas acciones son: Ciudad de México, Puebla, Morelos, Guerrero, Oaxaca, Tlaxcala, Chiapas, Estado de México, Hidalgo, Michoacán y Veracruz.

Respecto al tema de la vivienda, el gobierno pretende fomentar la modalidad de autoconstrucción, la cual estará acompañada por asistencia técnica y coordinada por la Comisión Nacional de Vivienda.

Asimismo, mediante el Programa de Mejoramiento Urbano (PMU) operado por la Sedatu, se proyecta dotar de infraestructura y rescatar espacios en 15 ciudades del país, de las cuales 10 están ubicadas en la frontera norte y cinco más son ciudades turísticas.