La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sugirió reducir la complejidad alrededor de las donaciones a entidades filantrópicas alrededor del mundo y destacó la importancia de mejorar la supervisión de los tratamientos fiscales que se otorgan a estas dádivas.

“Los países deben asegurar que el diseño de sus incentivos fiscales para donaciones filantrópicas sea coherente con sus objetivos políticos (...) Deben revaluar las ventajas de proporcionar exenciones fiscales para los ingresos comerciales de las entidades filantrópicas”, refirió en su reporte Taxation and Philantropy.

La organización señaló que los gobiernos deben continuar con los apoyos al sector de la filantropía, así como tomar medidas para salvaguardar los sistemas tributarios y garantizar que las actividades de estas organizaciones continúen alineadas con el interés público.

El estudio, elaborado de manera conjunta con la Universidad de Ginebra, revisó el tratamiento fiscal de estas entidades en 40 países, y descubrió que en muchos de ellos  el sector sin fines de lucro representa hasta 5% del Producto Interno Bruto.

“La filantropía juega un papel importante en la mayoría de los países, brindando apoyo privado a una variedad de actividades para el bien público, y esto es especialmente evidente en el contexto actual de la crisis del Covid-19”, dijo Pascal Saint-Amans, director del Centro de Política y Administración Tributaria de la OCDE.

Si bien las donaciones y organizaciones filantrópicas son de interés para los gobiernos, también se suscitan abusos de éstas por parte de contribuyentes, donantes, la propia entidad o terceros como estafadores que se hacen pasar por estas organizaciones.

Entre los abusos más comunes, destacó la OCDE, están los desvíos de fondos a fines públicos o beneficios privados; empresas con fines de lucro haciéndose pasar por una donataria para beneficiarse fiscalmente; salarios y compensaciones excesivos al interior de los directivos de las juntas, entre otras.

En menor medida,  también se abusa de estas entidades para financiar actividades terroristas o, incluso, grupos terroristas usan el nombre de empresas filantrópicas para obtener recursos sin que las primeras se percaten.

El peso de las donatarias

  • 1.6 millones de entidades filantrópicas hay en Estados Unidos.
  • 600,000 organizaciones sin fines de lucro tiene Alemania.
  • 311,319 entidades existen en Chile.
  • 8,763 donatarias hay en México.

ana.martinez@eleconomista.mx