Diversos expertos explicaron que se debe reformar y actualizar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra a productos nocivos para la salud, como las bebidas alcohólicas y cigarros, para poder obtener mayores recursos que puedan hacer frente a los retos en materia de salud y a la vez de desincentivar su consumo.

El Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria, de la Cámara de Diputados, indicó que el espacio fiscal que existe en México es muy limitado para atender los diversos requerimientos de gasto que se necesitan para rubros como salud, educación, seguridad y otros temas, por lo que reformar el IEPS puede contribuir a tener mejores y mayores recursos.

No obstante, Laura Imelda Pérez, diputada de Morena, acotó que si bien es necesaria una actualización de este impuesto, esto se debe hacer con un “sentido social, no sólo monetario”, es decir, que realmente desincentiven el consumo de productos dañinos, algo que no se logra con las tasas que se cobran actualmente.

Luis Foncerrada Pascal, vocero de la Alianza Moderniza IEPS, retomó la propuesta para cambiar la forma en que se cobra el IEPS a bebidas alcohólicas que presentó desde el año pasado, y que estima dejaría recursos adicionales entre 15,000 y 25,000 millones de pesos.

En esta propuesta se busca que este impuesto pase de ser cobrado ad valorem a ad quantum, es decir, que en vez de cobrarse un porcentaje respecto a los procesos de producción de la bebida se cobre una cuota en relación al contenido de alcohol que posea.

“Para lograrlo no se requiere una reforma fiscal integral (...)  El efecto en salud por no gravar la cantidad de alcohol, daña el tejido social directamente”.

Este fue uno de los temas que se tocaron el año pasado durante la discusión del Paquete Económico 2021. En ese entonces, la Secretaría de Hacienda dijo que hacer una modificación de este tipo dejaría una pérdida recaudatoria de hasta 20,000 millones de pesos porque podría distorsionar el mercado de bebidas.

Por su parte, Luis Huesca Reynoso, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), propuso aumentar el IEPS que se cobra por cigarrillo a 1.50 pesos, con lo cual se incrementa la recaudación en 49 por ciento.

Etiquetar recursos

Otro punto que se trató en la reunión fue la necesidad de etiquetar estos recursos a rubros como el gasto en salud, lo cual ayudaría a enfrentar los gastos relacionados con enfermedades como cáncer, diabetes, y similares.

Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente del Grupo de Trabajo, explicó que es importante que los recursos se etiqueten al sistema de salud, algo que toma relevancia tras la pandemia del Covid-19. En este sentido, explicó que los recursos adicionales que se obtengan por modificaciones en el gravamen deben ser dirigidos a combatir las secuelas, reducir el número de padecimientos, enfermedades y fallecimientos.

“Estamos listos. La vamos a asumir porque es una batalla que entre todos hay que dar, porque es una causa noble y justa que tenemos que defender, sobre todo ante la pandemia”.

ana.martinez@eleconomista.mx