La decisión del banco central de China de reducir la cantidad de efectivo que los bancos del país deben mantener como reservas fue una operación de liquidez rutinaria y no refleja un cambio en la política monetaria, dijo el domingo un asesor de la entidad.

Wang Yiming, miembro del comité de política monetaria del Banco Popular de China, dijo al diario Financial News que la reducción del coeficiente de reservas obligatorias (RRR, por su sigla en inglés) de los bancos refleja la situación económica interna de China y las tendencias de los precios.

"Este recorte es una operación rutinaria de liquidez tras la renormalización de la política monetaria. No se ha modificado la orientación prudente de la política monetaria", dijo Wang.

El recorte contribuirá a crear un entorno monetario y financiero adecuado para un desarrollo económico de alta calidad y el mantenimiento de la estabilidad de los precios, agregó.

La liquidez del sistema bancario seguirá siendo "razonablemente amplia" tras el recorte de los RRR, dijo Wang, quien añadió que los fondos liberados por la medida también ayudarán a estabilizar la liquidez a pesar de menores pago de impuestos y una posible aceleración de la emisión de bonos del gobierno.

El banco central de China dijo el viernes que reduciría la tasa de interés real para todos los bancos en 50 puntos básicos a partir del 15 de julio. Al anunciar la medida, la entidad señaló que su política monetaria prudente se mantenía sin cambios.

El recorte se produjo después de que el gabinete de China sorprendiera a los mercados con el anuncio del miércoles de que las autoridades utilizarían los recortes oportunos de los RRR para ayudar a las pequeñas empresas a hacer frente a la subida de los precios de las materias primas.