El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, afirmó que por ahora no va a aplicar las reformas sugeridas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), quien recomendó a España que suba el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y rebaje los salarios de los funcionarios.

Rajoy se refirió al informe del FMI durante una conversación informal con un grupo de periodistas tras su intervención en el acto de clausura de la XVII Unión Interparlamentaria Popular, que se celebró en San Sebastián.

El FMI, en su revisión de la economía española, pidió a España que aumente los ingresos con una subida del IVA y de los impuestos especiales, y contemple futuros recortes de salarios públicos .

El Fondo considera deseable la reducción de las cotizaciones a la seguridad social y una eliminación de la deducción por compra de vivienda, esquema que se tiene en España desde hace varios años.

El presidente dijo que el del FMI es un informe más, como otros que emitieron a otras entidades y aclaró que las medidas propuestas no dejan de ser recomendaciones.

En su opinión, en el momento actual se le da más importancia a este tipo de sugerencias de la que realmente tienen, al tiempo que afirmó que la prioridad del gobierno consiste en reducir el déficit público.

Rajoy destacó que el gobierno ya trabaja en la reforma de la administración pública, la más inmediata que abordará el Ejecutivo.

Respecto de la reunión del G-20, el presidente sostuvo que para él lo más importante es Europa, por lo que ha dado más relevancia al próximo encuentro del eurogrupo previsto para finales de este mes.

El Presidente, al igual que ha hecho en su discurso público, ha defendido la necesidad de avanzar hacia la unidad fiscal y bancaria de la Unión Europea.

En alianza informativa con CincoDías.com