El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) ya presentó ante la Cámara de Diputados las 10 propuestas para reactivar la economía mexicana las cuales anunciaron en agosto y se espera que formen parte de las discusiones de estos días previos a la aprobación de la Ley de Ingresos de la Federación para el 2017.

Olga Leticia Hervert, presidenta del IMCP, destacó que la contaduría pública ha proyectado a los funcionarios la importancia de la homologación de la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que se haga crecer el número de contribuyentes y que éstos realmente aporten al pago de impuestos. Sin embargo, el panorama para que estas propuestas realmente sean tomadas en cuenta es un tanto complicado, pues de acuerdo con la presidenta del IMCP, hay partidos que por estar de acuerdo con su ideología no aceptan eliminar la tasa 0% o las exenciones del IVA, aunque saben que habrá una mayor y más fácil recaudación; ningún partido político quiere asumir el costo político, ello nos pone en medio de lo que el país necesita y lo que le conviene a los partidos políticos .

Destacó que las propuestas de modificación hechas a la Ley del Impuesto sobre la Renta y del IVA presentadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no son muy significativas para la mayoría de los contribuyentes.

Dijo que, mientras el Paquete Económico Fiscal aún se esté discutiendo, la contaduría pública continuará pidiendo que se amplíe la base de contribuyentes y que las deducciones por gasto de previsión social sean deducibles en su totalidad, entre otros estándares.

Certidumbre en los CFDI

Entre las modificaciones al Código Fiscal de la Federación se está proponiendo que para que un contribuyente pueda cancelar un Comprobante Fiscal Digital (CFDI), se requiera la autorización de la persona a quien se le expidió el documento.

La presidenta del IMCP consideró la medida como oportuna luego de que se ha detectado que hay contribuyentes que expiden el comprobante, en tanto que el otro contribuyente lo descarga, registra en su contabilidad y lo declara como un gasto, pero después de meses o incluso un año, quien emitió el CFDI lo cancela; ello elimina el derecho de acreditamiento a quien se emitió la factura electrónica.

Si se cancela como un acuerdo entre ambos contribuyentes, es entendible, pero en varias ocasiones se puede hace por las razones equivocadas: un error administrativo o incluso por no registrarlo como ingresos dentro de la contabilidad , destacó.

Añadió que esto es una falla que se ha podido detectar con el cruce de información que en la actualidad puede hacer la autoridad fiscal, donde el contribuyente al que se le canceló el CFDI puede estar siendo afectado en el pago de su impuesto o incluso puede ser sancionado por hacer deducciones de un desembolso inexistente, determinándole un crédito fiscal.

Con esta medida se espera que se dé mayor certidumbre a quienes reciben una factura electrónica y que la contabilidad electrónica no sea motivo de conflicto para ningún contribuyente, ya sea que emita o reciba un CFDI.

claudia.cordova@eleconomista.mx