La inflación de México se mantendrá fuera del objetivo que es de 3+/-1 punto porcentual todo este año, limitando la posibilidad de más recortes en la tasa de fondeo, estimaron analistas de la calificadora Fitch.

En un análisis sectorial para soberanos de América Latina subrayaron que será hasta el 2022 cuando la inflación regresará de manera sostenida al rango objetivo. Sin embargo consideran que “los recientes aumentos en precios serán en gran medida transitorios”.

Hoy la Junta de Gobierno de Banco de México dará a conocer su Tercer Anuncio Monetario, los expertos de Fitch subrayan que tras la llegada de la inflación anual a 6.1% en abril, se vuelve muy poco probable que se presenten más recortes en la tasa.

La tasa de fondeo de México se encuentra actualmente en 4% y se ubica en efecto como la cuarta más alta de la región, debajo y lejos de la que tienen Ecuador (8.28%); Argentina (38%) y Venezuela (58.67 por ciento).

En la nota de Fitch, dirigida por los analistas para la región, Shelly Shetty y Christopher Dychala, explicaron que “las presiones alcistas de precios de materias primas, más el endurecimiento de las condiciones financieras y la aversión al riesgo podrían influir en la reacción de los bancos centrales de América Latina.

“Al subir las tasas internas, se puede ejercer presión en la dinámica de deuda de los países con altas necesidades de fondeo y grandes cargas de deuda, lo que podría encarecer los vencimientos”, precisaron.

Las velocidades

Fitch explica en el reporte “Soberanos latinoamericanos: Presiones inflacionarias desiguales” que los bancos centrales de economías emergentes en América Latina tienen los ciclos dispares de la política monetaria.

Esto va en función de las brechas negativas de producción doméstica, la debilidad de los mercados laborales (aunque en recuperación) y los aumentos de precios de los commodities.

Mientras Brasil ha comenzado un ciclo alcista en las tasas; en contraste, México se mantiene en una posición que la agencia califica de “pausa”.

En Chile, Colombia y Perú, los réditos siguen “bajos” en lo que identifica como una posición “acomodaticia y la posición de Argentina es destacada por los analistas de Fitch como “inflación descontrolada”, esto porque “la postura monetaria ha sido utilizada para financiar el amplio déficit fiscal a costa de alimentar la inflación”

La dinámica mexicana

Desde marzo del 2020 a febrero del 2021, Banxico ha recortado 300 puntos base en la tasa mediante siete movimientos; cinco de ellos han sido recortes de 50 puntos base y el más reciente, de un cuarto de punto, aplicado el 11 de febrero.

El análisis de Fitch subraya que México ha mantenido las tasas nominales más altas entre las principales economías regionales durante la pandemia y que Banxico fue “el último banco central importante de la región en reducir las tasas en 25 puntos base”, esto en el segundo anuncio monetario del año, aplicado el 11 de febrero de 2021.

Destacan que la tasa real de México se mantiene como la única positiva al compararla con las que ofrecerán Brasil, Chile, Colombia y Perú. Esto, si se compara la expectativa de inflación de cierre de año y la tasa esperada para el cierre de año.

De acuerdo con el análisis, el ritmo de recuperación y la tasa a la que se cierra la brecha del producto determinarán la dinámica de la inflación. La actividad económica probablemente se recuperará lo que también va a ejercer cierta presión en los precios vía demanda.

De acuerdo con la encuesta de Citibanamex, el mercado anticipa que Banxico dejará sin cambio la tasa en el anuncio monetario de hoy y que se mantendrá en 4% lo que resta del año. Tres de los cinco miembros de la Junta de Gobierno han externado su inclinación a favorecer la recuperación económica, aunque han acotado que está sujeta esta posición a que no afecte al objetivo principal de Banxico, que es mantener la inflación en 3% con +/-1 punto porcentual.

ymorales@eleconomista.com.mx