Los mercados esperan de los dirigentes del G20 una cooperación más estrecha, dijo en Los Cabos, México, la canciller alemana, Angela Merkel que reiteró su llamamiento a "más Europa y una cooperación más profunda" entre sus países.

"Insisto en el hecho de que necesitamos más Europa y una cooperación más profunda", declaró Merkel a la prensa en el segundo día de esta cumbre de países avanzados y emergentes.

"Los mercados esperan que cooperemos más estrechamente", añadió.

La canciller alemana consideró que las discusiones de la primera jornada de la cumbre, que concluye el martes en Los Cabos (noroeste), fueron "equilibradas".

"Necesitamos una mezcla adecuada de reequilibrio presupuestario y de estímulo del crecimiento simultáneamente", aseveró.

También explicó que durante la cena de jefes de Estado y de gobierno del G20 del lunes, tras la primera sesión de la cumbre, el diálogo había sido "muy franco y directo sobre los problemas de todos los países".

La cena comenzó más tarde de lo que estaba programado y se prolongó también más de lo previsto, lo que obligó a cancelar una reunión acordada entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los dirigentes europeos presentes en el G20.

No obstante, "todo lo que se habría podido decir en el encuentro con Obama fue dicho durante la cena" así que "decidimos que no era necesaria una reunión adicional", sostuvo Merkel.

La jornada del martes, adelantó, "estará dedicada al comercio internacional y a los mercados financieros".

Nosotros deseamos más libre comercio y un combate más intenso contra el proteccionismo", agregó la canciller, para quien este es un asunto "polémico".

La mandataria alemana celebró los compromisos de financiamiento al Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciado en Los Cabos con una generosa contribución de China que elevará el total de los nuevos fondos a 456,000 millones de dólares.

Estos compromisos "superan lo esperado y refuerzan" al organismo financiero, se congratuló.

HOLLANDE RESPONDE A CAMERON

El presidente de Francia, François Hollande, respondió a las declaraciones del primer ministro británico, David Cameron, sobre la política fiscal francesa al afirmar que "cada uno se debe responsabilizar de sus dichos".

"Cada uno se debe responsabilizar de sus dichos, yo lo hago. En un momento en el que la cohesión de los europeos debe ser fuerte, no haré nada que la pueda perjudicar", declaró Hollande en un encuentro con la prensa Los Cabos, México, donde se celebra la cumbre del G20.

El lunes, en el primer día de la cumbre del G20, Cameron había dicho que "cuando Francia imponga una tasa de 75% para la franja superior del impuesto a la renta", su país desplegará "la alfombra roja" para recibir "a más empresas francesas, que pagarán sus impuestos en el Reino Unido".

"Eso pagará nuestros servicios públicos y nuestras escuelas", agregó el mandatario británico, que recordó que su gobierno, por el contrario, había reducido las imposiciones a las rentas más altas.

"Compararemos (...) las políticas fiscales" francesa y británica, sostuvo Hollande al responder.

"Mi responsabilidad en esta cumbre es lograr que haya confianza en Europa (...). Por lo tanto, no me desviaré de ninguna manera de estos objetivos demasiado importantes. Europa y el mundo están preocupados, nada me hará desviarme de mi objetivo", insistió.

RDS