Para subsanar las fallas y propiciar un mayor desarrollo del sistema financiero, se requiere más competencia y procurar la estabilidad, consideró el Banco de México.

Durante el panel sobre el sector financiero como promotor de un desarrollo incluyente en el marco del Foro México 2013, el subgobernador, Manuel Ramos Francia, declaró que a pesar de los pasos que se han dado en términos de transparencia de precios, protección del consumidor y eliminación de barreras de entrada que tardarán en madurar, hay enormes retos que enfrentar porque tenemos una baja penetración financiera.

No es la bala plateada. Se tienen que hacer más reformas para dar mayores y mejores servicios financieros a mejores precios , externó Ramos Francia.

En su opinión, no sólo el nuevo gobierno sino en cualquier parte del mundo, se requiere llevar a cabo un proceso de expansión ordenado con estabilidad para que la competencia vaya de la mano con la estabilidad junto con el empoderamiento del consumidor.

Además, el Subgobernador del banco central consideró que hace falta mejorar la utilización de los burós de crédito y de los registros de la propiedad para los casos de impago en cuestiones legales.

EL COMPLEMENTO

Otro paquete de medidas que a su consideración se deben tomar en cuenta es que la banca de desarrollo sea un complemento en el sistema financiero y no un sustituto con reglas de coordinación bien establecidas para no enfrentarla en competencia con la banca privada.

Y en la parte internacional, Ramos Francia estableció que también es importante la coordinación para ser un país integrado en el contexto global para ver el posible impacto de las políticas que se están implementando en el exterior, ya que advirtió que con reglas más estrictas el mercado podría hacerse más delgado.

El Subgobernador participó en el primer panel de discusión que se abrió en el foro tras la inauguración en representación del gobernador del banco central, Agustín Carstens.

Su visión sobre el sistema financiero y la banca de fomento fue compartida por otros expertos del Banco Mundial, la OCDE, Banco Nacional de Desarrollo de Brasil y del Banco Interamericano de Desarrollo.

leonor.flores@eleconomista.mx