Raquel Buenrostro Sánchez, jeta del Servicio de Administración Tributaria (SAT), dijo que la Carta Porte es fundamental para combatir la informalidad laboral y no el Régimen Simplificado de Confianza (Resico), ya que tendrá otra función.

“Los grandes informales que vemos en el SAT están en el contrabando. Uno de cada tres litros de gasolina y diésel es contrabando. Si vamos a bebidas alcohólicas el contrabando es 38 por ciento. En textiles es de 40 por ciento. En zapatos 35 por ciento”, comentó ante la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex)

En el foro “El presente y futuro fiscal de México. Desafíos y prospectivas de la reforma fiscal 2022”, Buenrostro Sánchez declaró que el hecho de digitalizar la Carta Porte permitirá tener un mayor control, revisión, seguimiento y, en su caso, fiscalización.

La jefa del SAT reveló que el contrabando acapara arriba de 35% de cualquier sector económico; “se trata de sectores que por cada tres mercancías una está en competencia desleal y eso perjudica al empresario ordenado”.

Ante ello, reveló que las empresas internacionales (como las de paquetería) ya están listas para esta modernización de la Carta Porte, sólo faltan “algunos detalles”, señaló.

Los cambios en la Carta Porte entrarán en vigor el primero de enero del 2022, después de que las cámaras de transportistas lograron una prórroga.

Buenrostro Sánchez comentó que los cambios fiscales aceptados en la Miscelánea Fiscal 2022 están orientados a combatir la evasión y elusión fiscal. Y no pone barreras a los empresarios, sino depura la competencia desleal.

“Ninguna ley en el mundo es perfecta. Entonces a la hora de aplicar la ley, nosotros encontramos fisuras o cosas que se redactaron en un sentido, pero no quedaron claras en su interpretación”, comentó Buenrostro.

En este sentido, recordó que los cambios realizados en la Miscelánea Fiscal 2022 cumplen con la búsqueda de un sistema fiscal justo, progresivo y con justicia social.

“Lo que quedará claro en la ley es que los buenos empresarios y los que se portan bien quedarán por encima de los que se portan mal. Es una separación de lo que realmente vale la pena”, puntualizó.

Los grandes informales que vemos en el SAT están en el contrabando. Uno de cada tres litros de gasolina y diésel es contrabando. Si vamos a bebidas alcohólicas el contrabando es 38 por ciento. En textiles es de 40 por ciento. En zapatos 35 por ciento”.

Raquel Buenrostro, jefa del SAT.

santiago.renteria@eleconomista.mx