Con la finalidad de que el Banco de México (Banxico) pueda regular y determinar el uso y tratamiento de los activos virtuales, así como operaciones realizadas con los mismos, la diputada Ximena Puente de la Mora, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa para modificar la ley de este organismo.

De acuerdo con la iniciativa presentada recientemente por Puente de la Mora, la modificación a la ley del banco central reforzaría al sistema financiero nacional ante los nuevos retos globales como el tratamiento y regulación de los activos virtuales, pues se le otorgaría al Banxico la facultad para participar en las actividades financieras en las cuales se use cualquier tipo de activo virtual.

“Consideramos de suma importancia, la inclusión dentro del articulado de la Ley del Banco de México, específicamente dentro de las funciones de este organismo, que pueda regular y determinar los activos virtuales, así como las operaciones realizadas con los mismos”, se puede leer en la exposición de motivos de la iniciativa.

De acuerdo con la propuesta, se adicionaría la fracción VII al artículo 3 de la Ley del Banxico con el fin de establecer que este organismo pueda regular y determinar el uso y tratamiento de los activos virtuales, así como las operaciones realizadas con los mismos.

Sana distancia

La Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, o Ley Fintech, orilló al Banxico a pronunciarse sobre los activos virtuales. En este contexto, el organismo central decidió sólo avalar el uso de la tecnología de estos instrumentos dentro de las entidades del sistema financiero y sin trasladar riesgos al público en general.

Para Tomás Álvarez, fundador de la plataforma de intercambio de activos virtuales Volabit, la iniciativa de la diputada del PRI no es idónea, pues se obligaría al banco central a involucrarse en el uso y operatividad de los activos virtuales, cuando el organismo ha decidido establecer una sana distancia entre el mundo de las criptomonedas y el sistema financiero tradicional.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx