El Reino Unido salió de nueve meses de recesión con un sólido crecimiento en el tercer trimestre de 2012, según la primera estimación oficial publicada este jueves por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) entre julio y septiembre fue del 1%, superior al 0.6% que esperaban los analistas después de tres trimestres de caída consecutiva debido al drástico plan de ajuste y a la crisis de la deuda en la zona euro.

Se trata del mayor crecimiento que registra el Reino Unido desde el tercer trimestre de 2007, antes de una primera recesión de cinco trimestres provocada por la crisis financiera mundial.

Este repunte fue sin embargo atribuido a factores excepcionales como la recuperación de la actividad tras el festivo adicional registrado en junio con motivo del 60 aniversario de la entronización de la reina Isabel II y el efecto de los Juegos Olímpicos que se celebraron en esta capital del 27 de julio al 12 de agosto.

"Queda mucho por hacer, pero estas cifras del PIB muestran que estamos en el buen camino y que nuestra economía se está curando", reaccionó el primer ministro británico, David Cameron.

El ministro de Finanzas George Osborne, quien también acogió con satisfacción el nuevo dato, recordó por su parte que el país continúa "enfrentando muchos retos en el interior y en el extranjero", y volvió a defender sus "duras decisiones" de ajuste para reducir la deuda.

RDS