París, Fr. La pregunta ya no es si la zona euro salió de la recesión. Ahora el cuestionamiento en Europa es cómo conservar un crecimiento sostenido.

Pier Carlo Padoan, subsecretario general y economista en jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), condicionó este desempeño en la región a tres factores: la implementación de reformas estructurales integrales, las correcciones en el sistema crediticio y la disciplina fiscal, que permita salir del riesgo de un incremento de la deuda.

Durante su participación en la Conferencia de Riesgo País 2014 de Coface, el economista en jefe de la OCDE reiteró que con estos elementos se puede generar un círculo virtual en la economía de la región.

Según la aseguradora de ventas a crédito francesa, la zona euro crecerá 0.9% este año, por encima de 0.5% estimado para el 2013. Así, para Pier Carlo Padoan, la posibilidad de que el euro fracase quedó atrás. Más bien la pregunta es ¿cómo colocamos a Europa en el camino del crecimiento sostenido otra vez? . Y enseguida indicó que las inversiones en Alemania deberían incrementar, a la par del aumento en el crecimiento potencial de Europa, hecho ineludible si se considera la aprobación de reformas.

Por lo pronto, Padoan observa que el crecimiento parece haber regresado , pues la economía de Estados Unidos ya es más fuerte . Según Coface podría aumentar para este país hasta 2.4% en el 2014, frente a 1.7% estimado para el 2013.

MÁS CONSERVADORES

En contraste con los señalamientos de Padoan, tanto el CEO de Coface, Jean-Marc Pillu, como el ex Presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, mostraron reservas. Se trata de una recuperación muy lenta , acotó Pillu al inaugurar la conferencia anual de la aseguradora. Y precisó que las economías avanzadas aún no tienen un crecimiento uniforme. Ante este escenario, aseguró que nada va a pasar sin las acciones de los bancos centrales .

Enseguida, Trichet tomó la palabra para advertir que sería inocente pensar que en Europa ha concluido la crisis que inició en el 2007 con las hipotecas subprime en Estados Unidos. Los bancos centrales están en lo correcto al señalar que la situación todavía es difícil , expresó el ex funcionario.

Al referir un exceso de confianza, recordó que en el 2000 se consideró que no habría más crisis en los países avanzados y que el Fondo Monetario Internacional debería dejar de dedicarse a extender líneas de préstamo para enfocarse únicamente en la supervisión financiera.

No obstante, la contracción financiera inició en el 2007 y estalló en el 2008 con la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers, por lo que Trichet incluso destacó tres fases de esta crisis global de países avanzados .

Primero, esta agitación financiera localizada en Estados Unidos; en segundo lugar, la decisión del BCE de otorgar liquidez ilimitada a los mercados en agosto del 2007; después, la transición de los riesgos privados al presupuesto público, que a través de las medidas de austeridad impuestas en Europa se ha controlado para evitar niveles insostenibles de déficit.

Necesitábamos asegurarnos de que el euro no estaba en peligro examinando la política presupuestaria , acotó el ex titular del BCE.