La calificación soberana de Estados Unidos (EU) puede verse afectada por las políticas fiscales de mediano plazo que pretende ejecutar la nueva administración, advirtió la calificadora Moody’s.

En una nota, resalta que la nota se mantiene en AAA con perspectiva Estable, pero que las iniciativas que planea introducir el presidente Donald Trump, para reducir la tasa impositiva para inversiones corporativas y de infraestructura, podrían reducir los recursos públicos disponibles y necesarios para enfrentar obligaciones fiscales.

Prevén que las políticas menos activas que planea dirigir EU, en materia comercial y migratoria, podrían reducir un poco el crecimiento en el mediano plazo .

Matizan que el impacto real de esta desaceleración en la actividad comercial y participación de migrantes, será limitado en el corto plazo, pues hay una apertura comercial relativamente baja de Estados Unidos y una baja dependencia fiscal y económica de los sectores orientados a la exportación. Estiman un crecimiento de 2.4% para la economía de aquel país en este año y de 2.5% en el 2018.

Dudan de fuerza de impulso

El análisis observa considerables fortalezas para la economía de EU: su condición como la economía más grande y flexible del planeta, su diversificación y desarrollo, pero acotan que no está claro que las iniciativas políticas emprendidas por Trump antes de su toma de posesión fomenten el crecimiento potencial de la economía .

Si bien un estímulo fiscal que implique recortes a las tasas de las empresas y aumentos de inversión en infraestuctura, podrían impulsar el crecimiento en los primeros años, cabría esperar que estos efectos positivos disminuyeran si no se producen mejoras en la productividad , refirieron.

En consecuencia, consideran que las reformas económicas propuestas por la nueva administración tienen implicaciones positivas limitadas para el perfil crediticio de Estados Unidos .

Costos fiscales, el riesgo

Los analistas de la agencia anticipan un aumento en el costo de la deuda de estas obligaciones, dirigidos por el incremento de tasas que está llevando a cabo la Reserva Federal, lo que prevén, tendrá impacto en los niveles de la misma carga y los déficits presupuestales.

Entre el 2017 y el 2020, el endurecimiento de la política monetaria causará un aumento en el promedio de la tasa de interés que subirá a entre 2.1 y 2.7 por ciento. Proyectamos que el gasto neto en el pago de intereses pasará de 6.4% del gasto fiscal total devengado en el 2016 a 11.2% del mismo rubro en el 2025 , detallan.

Enfatizan que será este mismo factor, el aumento del pago de intereses, lo que contribuirá a presionar la situación fiscal de EU, su déficit y la deuda.

Especifican que los ingresos públicos de EU crecen a una tasa anual de 6.6%, un incremento que incorpora el fortalecimiento de la creación de empleos, mientras que los niveles de deuda pública se mantienen en niveles altos, siendo los más elevados para una emisor calificado en la máxima nota.

[email protected]