Durante el primer trimestre del año, es posible que la economía mexicana no registre un crecimiento, debido a que en los primeros meses del año se vivió mucha incertidumbre por las políticas del presidente estadounidense Donald Trump, que ocasionaron un desplome en la confianza del consumidor, indicó Jonathan Heath, integrante del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Básicamente estamos hablando de una tasa negativa en el primer trimestre, pero muy cercano a cero; es decir, puede ser -0.1 o -0.2 por ciento. Estimamos una recuperación en el segundo o tercer trimestre del año (...) el IMEF estima que, al cierre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) crezca 1.4 por ciento .

En conferencia de prensa, indicó que, si bien no se verá una recuperación robusta a lo largo de este año, la economía mexicana podría fortalecerse con una posible recuperación de la confianza del consumo interno.

Detalló que lo anterior lo estimaron de acuerdo a los datos que se obtuvieron del indicador manufacturero y no manufacturero del IMEF, donde se realizan encuestas a diferentes economistas sobre la percepción de la economía y los sectores que lo conforman.

Refirió que dichos indicadores sugieren que al cierre del primer trimestre del año continuó el debilitamiento de la actividad económica iniciada durante la segunda mitad del 2016, pues el indicador manufacturero se ubicó en 45.9 unidades por debajo del umbral de 50 puntos mientras que el indicador no manufacturero se ubicó en 48 unidades.

No es que las reformas fallaran, sino que el entorno económico que se enfrentó es diferente al que se habían anticipado. Nadie esperaba que la Reserva Federal, después de mantener una política monetaria expansiva sin precedentes, empezara a cambiar a una zona neutral .

Gobierno, demasiado optimista con la inflación

Consideró que la perspectiva de inflación del gobierno federal para el 2018 es demasiado optimista. Diversas encuestas de instituciones financieras muestran que nadie ve una inflación en 3%, casi todos están por arriba de 5%, sólo el gobierno es optimista .

Comentó que el consumo venía creciendo bien entre el 2015 y el 2016 cuando la inflación se ubicaba en 2.13 y 2.26%, pero ahora que se disparó por arriba de 5%, ello representa un menor poder adquisitivo.

Refirió que los Precriterios _Generales de Política Económica muestran que el gobierno ahora sí busca cumplir sus metas fiscales, aunque el objetivo de superávit primario de 0.4% del PIB debería ser mayor para que realmente se pueda reducir el nivel de deuda.

Expresó que si bien es una buena señal que se haga otro recorte al gasto público, los que se han hecho en el 2015 y el 2016 no se ven reflejados en el cierre de cada año, al contrario, han sido un gasto mayor.

La cuestión es que el gobierno enfrenta un problema estructural de las finanzas públicas porque lo único que puede recortar es la administración central del gobierno federal. El gasto no programable no se puede recortar, entonces tiene poco margen de maniobra .

Elección en el INEGI debe ser conforme a la ley

Con respecto a la posibilidad de que Paloma Merodio sea la nueva vicepresidenta del Inegi, el IMEF exhortó a que dicha elección se realice con estricto apego a la ley, en el sentido de que cumpla con el perfil que se necesita y se pide para llevar a cabo las funciones de dicho cargo.

(Paloma Merodio) no cumple con lo que claramente dice la ley.Se requieren cinco años de experiencia en puestos de alto nivel, y tiene menos de un año y medio; sus puestos anteriores no son de alto nivel, sino subordinados .

Destacó que Merodio compareció sin haber tenido un dictamen que cumpla con las características que exige la ley. El único dictamen que hubo, dice que, no cumple con los requisitos, por lo tanto, tampoco debió haber comparecencia y el voto que estamos esperando por parte del Senado debería ser en contra .

[email protected]