En sólo un mes, 25 corredurías, despachos de análisis y grupos financieros recortaron sus expectativas de crecimiento para México hacia el 2017, consignó la consultoría FocusEconomics.

La media estimada de expansión para el Producto Interno Bruto (PIB) pasó de 2.3% del mes previo a 2%, y la lectura del FocusEconomics, la firma que recabó la información, es de un panorama en deterioro, sostenido por el difícil futuro que enfrentará México tras la victoria de Donald Trump .

En el reporte LatinFocus Consensus Forecast de diciembre, la consultoría afirmó que el impacto que tendrá la nueva administración de Estados Unidos, a cargo del republicano Donald Trump, sobre México tendrá un alcance de dos años, el 2017 y el 2018; dependiendo de la magnitud de las medidas comerciales proteccionistas que aplique aquel país, será el efecto sobre el PIB mexicano.

Impacto que en el extremo negativo conducirá una recesión en el transcurso del 2017 al 2018 .

El consenso de las expectativas del mercado en diciembre, recogido por la consultoría, incorporó un cuarto ajuste mensual consecutivo y dejó la nueva expectativa de crecimiento lejos de 3%, que consideraban posible de alcanzar para el próximo año, esto en su reporte de enero.

Los 25 grupos consultados que revisaron a la baja sus previsiones económicas para el 2017 son American Chambers, Banamex, Bradesco, BMI, Capital Economics, Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Deutsche Bank, The Economist Intelligence Unit (EIU), Goldman Sachs, HSBC, Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), ING, Invex, Itaú BBA, Jonathan Heath, JPMorgan, Kiel Institute, Monex, Oxford Economics, Prognosis, Scotiabank, Société Générale, UBS, Vector y Ve por Más.

Este mes, adicionalmente, el Banco de México recortó el rango estimado de crecimiento en 5 décimas, al pasar de 2 a 3% estimado previamente, a entre 1.5 a 2.5 por ciento.

En el reporte, Ricardo Aceves, economista senior de FocusEconomics, precisó, tras revisar los análisis recabados según los datos preliminares, que hay diversos escenarios sobre el impacto que tendrá en México la política comercial e industrial del nuevo presidente electo de Estados Unidos.

En el peor escenario, que supone un severo proteccionismo por parte de Trump, el impacto económico será contundente en México y su PIB, lo que incluye una recesión en algún punto de los próximos dos años , refirió.

Además, indicó que México tiene pocas herramientas para contener este impacto profundo dada la proximidad tan estrecha que existe entre ambos países y la importante dependencia que tiene respecto de Estados Unidos .

Escenario benigno

Asimismo, según el análisis, otro escenario que podría presentarse es uno benigno, donde Trump asume una posición menos pragmática en la que se fortalece la economía de Estados Unidos y favorece la expansión mexicana.

En este supuesto, los negocios de aquel país reducen un poco su actividad con México, al echarse para atrás las ideas proteccionistas de Trump por la conciencia del alto costo político que asumiría.

Bajo este escenario, el diagnóstico para México es de debilidad en el 2017 y el 2018.

PIB del 2016, sin cambios

El promedio de las previsiones para este año se mantuvo sin cambios en 2.1% con respecto al observado desde agosto. Sin embargo, está lejos de 2.7%, que había promediado el Consensus Forecast al iniciar el año.

El grupo que tiene la mayor previsión de crecimiento para México en el 2016 es Apoyo Consultoría, con un pronóstico de 2.4%; está arriba del revisado por el Fondo Monetario Internacional, que lo estima en 2.1 por ciento.

El más bajo lo tiene Vector, en 1.8 por ciento.

ymorales@eleconomista.com.mx