Los precios al consumidor en México disminuyeron 0.48% durante la primera quincena de mayo, hasta ubicarse en una tasa anual del 2.53%. El dato es superior a lo reportado en la quincena anterior pero menor a lo esperado por los mercados.

La cifra es positiva, pese a que también el índice subyacente tocó su mayor nivel en poco más de 16 meses, absorbiendo lentamente el efecto de la depreciación del peso.

NOTICIA: México tiene que atender lo urgente, que es acelerar el PIB

Analistas esperaban que el índice general de precios al consumidor se acelerara a un 2.72%, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

En la quincena precedente, la inflación se ubicó en un 2.48 por ciento. No obstante, la inflación subyacente -el referente de política monetaria del banco central- se aceleró a un 2.92% interanual hasta la primera quincena de mayo, según datos difundidos el martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Se trató de su mayor nivel desde el 3.23% de finales de 2014.

NOTICIA: La depreciación del peso, principal riesgo para la inflación: Banxico

Tanto la inflación general como la subyacente están dentro del objetivo de inflación de Banco de México (central), del 3% con un diferencial de un punto porcentual arriba o abajo de la cifra.

Solo en la primera mitad de mayo, el índice de precios al consumidor de México cayó un 0.48% favorecido en gran medida por la rebaja a las tarifas eléctricas por el comienzo de la temporada cálida.

El índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió un 0.08% en la primera quincena de mayo.

NOTICIA: Economía mexicana mantiene crecimiento balanceado: SHCP

Al cierre del año, la inflación general podría ubicarse en un 3.20%, dentro del objetivo del banco central, según un sondeo entre analistas del sector privado.

Con información de Reuters.