El Sistema de Indicadores Cíclicos, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), mostró en su última lectura una mejoría en la situación de la economía mexicana, así como la perspectiva de ésta a futuro.

El Indicador Coincidente, que refleja el estado general de la economía, se ubicó en 98.1 puntos en febrero, con lo que hiló 15 meses por debajo de su tendencia de largo plazo. No obstante, presentó un avance de 0.19 puntos respecto al mes previo.

Además, con esto el Indicador Coincidente hiló dos meses de crecimientos, con lo que la economía mexicana si bien se desempeña por debajo de su tendencia, empieza a recuperarse.

A su interior se observaron crecimientos mensuales en cuatro de sus seis componentes, destacan las Importaciones Totales, las que mejor desempeño presentaron, con un incremento de 0.42 puntos mensuales, su noveno aumento al hilo. En contraste, la Tasa de Desocupación Urbana registró su quinto retroceso consecutivo, ahora de 0.19 puntos

En el caso del Indicador Adelantado, el cual busca señalar de manera anticipada los puntos de giro del Coincidente, en marzo se mantuvo por arriba de su tendencia de largo plazo con 101.8 puntos, y mostró un incremento mensual de 0.26 puntos. Así es su sexta lectura por arriba de su tendencia.

ana.martinez@eleconomista.mx