El año pasado, el fisco hizo devoluciones de impuestos por un total de 284,529 millones de pesos, cifra récord en lo que va del sexenio.

Ello sin contar con las compensaciones por saldos en favor de los contribuyentes que ascendieron a 470,540 millones de pesos. La mayor parte de las devoluciones fue por el Impuesto al valor Agregado (IVA) con 228,719 millones de pesos, es decir, casi la mitad de lo que se recaudó por el IVA ese mismo año.

Fiscalistas expusieron que las devoluciones del IVA se deben a la existencia del régimen de tasa cero para los alimentos, que evidencia la necesidad de una reforma fiscal integral para exentarlos o gravarlos y así evitar que se soliciten las devoluciones.

Es un esquema que nos lleva a plantear la urgencia de una reforma fiscal integral, porque las devoluciones son legales, la ley las permite , estableció, el vicepresidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, Carlos Cárdenas.

Sin embargo, para el socio legal de impuestos de Ernst & Young, Herbert Bettinger, esas devoluciones, sobre todo por la tasa cero en el IVA en alimentos, de alguna manera son un subsidio a las empresas que las solicitan.

Lo que se devuelve nos cuenta a todos independientemente del nivel de ingreso de cada persona , afirmó.

Por eso Bettinger planteó que sólo los alimentos básicos deben estar gravados a tasa cero y el resto pagar 16% o estar exentos, ya que no es lo mismo pagar IVA por la leche que por otros productos como el jamón serrano.

Sobre el monto que creció el año pasado, consideró que es un ejemplo de lo que sucede cuando se hace de forma indiscriminada la aplicación de la tasa cero.

Esto sucede cada año, por eso el SAT no logra llegar a la meta de recaudación, pero llama la atención el monto de las devoluciones del año pasado , explicó.

EXPORTADORAS, BENEFICIADAS

Datos de la Secretaría de Hacienda indican que en el 2007 las devoluciones que hizo el fisco fueron por 187,467 millones de pesos, cantidad que ha ido creciendo a lo largo de la presente administración. El titular de la Unidad de Planeación Económica de la dependencia, Miguel Messmacher, reconoció que el año pasado hubo una extraordinaria ola de devoluciones que se materializó de manera muy fuerte durante el primer trimestre del 2011, pero en buena medida estaba asociada a operaciones que ya se habían observado en el 2010.

Destacó como elemento importante que la recuperación económica estaba impulsada por las exportaciones, las cuales, por ejemplo, no pagan IVA pero sí pueden llegar a solicitar devoluciones; en ese sentido, seguramente explica también parte de este patrón que se presentó durante los primeros meses del año pasado.

En el presupuesto de gastos fiscales se calculaba que por la tasa cero se dejarían de tener ingresos tributarios para el 2011 de 161,455 millones de pesos, lo que representa 1.1% del PIB. Para el 2012 se establece que ese boquete crecerá a 173,957 millones de pesos.

[email protected]