En el marco del Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés), la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional (ICRICT, por su sigla en inglés) llamó a reformar el sistema tributario internacional, ello para poder reducir los niveles de desigualdad que operan en el mundo.

La comisión, que agrupa a diferentes expertos en economía y asuntos fiscales, refirió que la reforma del sistema internacional de tributación de las empresas es una de las soluciones para reducir la crisis de la desigualdad.

“(El sistema) no sólo es obsoleto, sino también injusto, ya que permite la evasión y elusión fiscal sistemática por parte de las multinacionales. El impuesto a éstas es una de las herramientas más importantes para abordar la desigualdad”.

Añadió que estas prácticas aumentan aún más la desigualdad de los ingresos, ya que generalmente el capital de estas empresas pertenece, en mayor proporción y de manera directa o indirecta, a personas ricas.

“Se está abriendo una nueva generación de desigualdades en torno a la educación, la tecnología y el cambio climático. Las manifestaciones que se produjeron en todo el mundo el año pasado señalan una nueva revuelta global contra la desigualdad extrema y los bajos niveles de una gran parte de la población mundial”, indicó.

Para finales este año, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos se comprometió a llegar a un consenso para poder gravar a multinacionales como Facebook, Google, Amazon y Apple.

La economía digital no sólo es un reto para el fisco mexicano, sino también lo es a nivel internacional. El principal motivo de ello se debe a que estas empresas muchas veces no residen en el país en donde generan ingresos, hacen negocio con activos intangibles, o bien, hacen uso de los datos personales de los usuarios, por lo cual logran trasladar sus ganancias y pagar una tasa de impuestos mucho menor.

Desigualdad, fuera de control

De acuerdo con el reporte de Oxfam, Time to Care, el cual fue publicado en el marco del WEF en Davos, Suiza, la desigualdad económica “está fuera de control” y muestra de ello es que el año pasado los 2,153 multimillonarios del mundo tenían más riqueza que 4,600 millones de personas.

“Esta gran división se basa en un sistema económico imperfecto y sexista que valora la riqueza de unos pocos privilegiados, en su mayoría hombres, más que las miles de millones de horas de trabajo más esencial: el trabajo de cuidado no remunerado y mal remunerado realizado, principalmente, por mujeres y niñas (...) La gran y desigual responsabilidad del trabajo de cuidado perpetúa las desigualdades de género y económicas”, consignó el reporte de Oxfam.

En este sentido, la ICRICT aseveró que los gobiernos se excusan con el argumento de que “sus arcas están vacías” y, en algunos casos —como el de México—, se implementan programas de austeridad, los cuales agravan las disparidades económicas, sociales, de género y raciales.

Lo anterior limita a la gente el acceso a servicios básicos, como la atención sanitaria, la educación o la vivienda, refiere el documento.

¿Qué es el ICRICT?

La Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional (ICRICT, por su sigla en inglés) busca promover el debate sobre la reforma de la tributación corporativa internacional para cerrar los espacios de evasión fiscal e ir hacia un sistema tributario más justo y, así, fomentar el desarrollo.

La comisión está compuesta por diferentes personalidades, reconocidas a nivel mundial, que se enfocan en la economía, como el nobel de Economía Joseph Stiglitz.

[email protected]