El banco central de China informó este miércoles que el impacto del coronavirus en la economía será limitado, debido a que la epidemia no ha cambiado los fundamentos económicos del país.

El Banco Popular de China indicó que ayudaría a los esfuerzos de lucha contra el virus, extendiendo créditos, brindando préstamos o tasas de interés favorables a compañías involucradas en el control de la epidemia.

En su reporte de implementación de política monetaria del cuarto trimestre del 2019, el banco agregó que también mantendría al yuan estable y seguiría una política monetaria prudente para garantizar la estabilidad financiera.

Hace dos semanas, el banco central bajó la tasa de interés para los préstamos a un año a los establecimientos financieros, en busca de estimular la reactivación de la segunda economía más grande del mundo que está paralizada por la epidemia del Covid-19 desde inicios de este año.

De igual manera, el banco central adjudicó el lunes 200,000 millones de yuanes (28,600 millones de dólares) a un año a una tasa de 3.15%, la más baja desde el 2017, contra 3.25% anterior. Se trata de “garantizar una liquidez abundante y razonable en el sistema financiero”, explicó en un comunicado el banco central chino.

El Covid-19 golpea a una economía global frágil: FMI

Por su parte, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, advirtió que el impacto económico de la epidemia del nuevo coronavirus en China será de corta duración en el mejor de los casos, pero llega en un momento frágil para la economía mundial. Acosada por muchos otros riesgos, incluida la guerra comercial aún sin resolver entre Estados Unidos y China, la economía global no está en una buena posición como para lidiar con un impacto prolongado, sostuvo Georgieva en el blog del organismo que preside.

“La verdad es que la incertidumbre se está convirtiendo en la nueva normalidad”, señaló en un artículo titulado “Encontrar una base sólida para la economía global”.

El Covid-19 “es nuestra incertidumbre más apremiante (...) Es un claro recordatorio de cómo una recuperación frágil podría verse amenazada por eventos imprevistos”.

Hasta la fecha, el virus surgido en China ha dejado 2,000 muertos y contagiado al menos 74,000 personas en China y otras 900 contagiadas más cinco muertos en una treintena de países. La crisis sanitaria genera interrupciones en el transporte y ha obligado a muchas empresas a cerrar sus puertas.

La empresa estadounidense Apple, que depende de la producción china, advirtió esta semana que esto limitará el suministro de sus teléfonos iPhone.

Líderes de finanzas del G20 ven modesto repunte de crecimiento

Los líderes financieros de las 20 economías más grandes del mundo (G20) esperan una modesta recuperación del crecimiento global este año y el próximo, pero consideran al nuevo coronavirus como un riesgo a la baja, de acuerdo con un borrador del comunicado preparado para la reunión de este fin de semana.

Los ministros de finanzas del G20 y los gobernadores de los bancos centrales se reúnen el sábado y domingo en Riad, Arabia Saudita, para discutir sobre la economía global y cómo China está lidiando con un virus que ha causado un brusco freno a los viajes y el comercio.

“Después de signos de estabilización a fines del 2019, se espera que el crecimiento económico repunte modestamente en el 2020 y 2021. La recuperación es apoyada por las condiciones financieras expansivas y algunas señales de distensión en las disputas comerciales”, se lee en el texto del borrador.

“Sin embargo, el crecimiento mundial sigue siendo lento y persisten los riesgos a la baja para las perspectivas”, explica el texto, que puede ser modificado antes de su anuncio oficial.