Los millonarios del planeta invierten la mayor parte de su cartera en acciones de empresas; lo que más les preocupa es preservar su capital y que haya transparencia en sus estados de cuenta.

Cada vez hay más mujeres millonarias y ganan más espacio en los países de Medio Oriente. Sin embargo, sus mercados aún no recuperan los niveles previos a la crisis.