El gobernador del Banco de Japón (BoJ, por su sigla en inglés), Haruhiko Kuroda, reiteró la necesidad de considerar el impacto que tiene la política monetaria en el sistema bancario y afirmó que los cambios en la economía podrían provocar un alza en los objetivos de rendimiento del banco.

Se trata de la mayor señal hasta la fecha de que podría alejarse de su programa de estímulo propiciado por la crisis.

Kuroda afirmó que, aunque es prematuro debatir sobre aspectos específicos ahora, las futuras comunicaciones del Banco de Japón se enfocarán en cómo salir del alivio cuantitativo sin perturbar los mercados financieros.

“En el presente, consideramos la forma actual de la curva de rendimiento como apropiada”, aunque eso podría cambiar dependiendo de cómo se comporten la economía y los precios, así como la manera en que la política expansiva del Banco de Japón afecte al sistema bancario.

“De acuerdo con dichos cambios, consideraremos dónde deberían estar nuestros objetivos de tasas a corto y largo plazo para crear una forma apropiada de la curva de rendimiento”, sostuvo, sugiriendo que el enfoque del BoJ se centra ahora en cuándo retirar, no fortalecer, su enorme programa de estímulos.

Kuroda afirmó que el Banco de Japón está “muy consciente” del impacto de su política ultraexpansiva en las utilidades de las instituciones financieras a través de menores márgenes, particularmente en bancos regionales que sufren una falta de demanda por financiamiento y una población menguante.

El funcionario reiteró que es demasiado pronto para debatir qué medidas, y en qué orden, debería adoptar el Banco de Japón para al retirar los estímulos y dijo que comunicar la estrategia ahora provocaría confusión en el mercado.

PROGRAMA DE ESTÍMULOS

Apenas el lunes el Banco de Japón aseguraba que,por ahora, no tenía planes de cambiar su masivo programa de estímulos y que “actuarían inmediatamente” si los riesgos para la economía socavan los intentos para alcanzar su objetivo de inflación, dijo el gobernador Kuroda.

Si bien ofreció una visión optimista sobre la economía global, Kuroda advirtió de algunos factores que podrían perjudicar la recuperación, entre ellos los riesgos geopolíticos y la tendencia creciente del proteccionismo.

“Particularmente, estoy preocupado sobre las tendencias proteccionistas en algunos países y de los riesgos geopolíticos que rodean a la economía mundial”, dijo en el foro financiero Europlace.

“Sinceramente espero que el sistema de comercio multilateral pueda mantenerse en los años venideros”, agregó.