Los proyectos de inversión a los que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador dará prioridad como el Tren Maya, Corredor Interoceánico y la refinería de Dos Bocas tendrán un impacto económico a nivel regional, lo cual, si bien es positivo para la zona sur-sureste del país, el impacto a nivel nacional no será significativo, coincidieron especialistas.

“En el corto plazo, estos proyectos pueden generar empleos y ciertos flujos económicos a nivel regional, pero a nivel nacional los efectos son más limitados. Además, me parece que estos efectos se podrían agotar en un año y medio o dos”, consideró José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Indicó que, el impacto inmediato sería en la infraestructura básica y de que se adquieran los materiales hechos en el país, pero después, cuando se requiera de maquinaria, equipos electrónicos y de telecomunicaciones el impacto será menor, pues se tendrá que comprar en el extranjero, dado que son equipos que no se fabrican en México.

De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2021, al Tren Maya se le asignarán recursos por 36,288 millones de pesos, 14.5 veces más del presupuesto que se le dio en este año. Dicho proyecto contempla la construcción de 1,502 kilómetros de vía férrea, 30 estaciones a lo largo de los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

La refinería de Dos Bocas en Tabasco tendrá recursos por 45,050 millones de pesos, 9.2% más que en 2020 y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec que cruzará por 46 municipios de Oaxaca y 33 de Veracruz tendrá recursos por 3,509 millones de pesos, 18.5% más de lo que se aprobó en este año.

Sunny Villa, directora del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP), coincidió que desde una perspectiva regional, estos tres proyectos sí le generan un impulso económico a Tabasco y a toda la península de Yucatán, pero a nivel nacional no representará un efecto para compensar la caída del 8% que la SHCP contempla para este año.

“Estos proyectos siguen siendo muy relevantes para el gobierno y si bien no son los proyectos de infraestructura que esperábamos para mejorar la economía nacional, a nivel regional sí tendrá un efecto positivo”.

A su parecer, para mejorar dar un impulso a la economía se requería de infraestructura como la creación y modernización de carreteras que generan empleos inmediatos y productividad en el país.

Para De la Cruz, el éxito de estos proyectos se dará si el gobierno genera condiciones atractivas para que empresas de generación de alto valor agregado se instalen en esas zonas del país.

 

rrg