Para el 2013 se estima que los ingresos presupuestarios asciendan a 3.5 billones de pesos, monto superior en 149,800 millones de pesos en comparación al aprobado en la Ley de Ingresos del 2012, lo que implica un crecimiento de 4.4% en términos reales.

Por recaudación de impuestos se obtendrán 1.6 billones de pesos, un incremento real de 3.6%, según se establece en la iniciativa de Ley de Ingresos 2013 que entregó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, como parte del paquete económico del 2013. Se establece un endeudamiento externo para el sector público de hasta 7,000 millones de dólares y un endeudamiento interno por hasta 415,000 millones de pesos.

El techo de endeudamiento para el gobierno del Distrito Federal se confirma en 5,000 millones de pesos.

Se propone restituir recursos aportados por Bancomext al grupo Pipsa por 132 millones 252,711 pesos para lo cual Hacienda instruirá al Servicio de Administración Tributaria y de Enajenación de Bienes haga la transferencia.

CAMBIA REGLA PARA ?DEDUCIR GASTOS

El presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Carlos Cárdenas comentó en entrevista para El Economista lo más destacado en la iniciativa de Ley de Ingresos 2013, en materia de impuestos.

En primer lugar, mencionó que se modificaron las reglas para hacer válidas las deducciones de gastos hospitalarios, dentales, honorarios médicos y de transporte escolar obligatorio. Para poder deducir gastos y pedir la devolución se tendrán que usar los servicios financieros, es decir, explicó Cárdenas, ya no se podrán hacer en efectivo sino mediante tarjeta de crédito, débito o cheque para fomentar la bancarización y una mejor fiscalización. Se mantiene el IETU y por supuesto la limitante para acreditar el impuesto de control negativo contra el ISR. Se difiere la entrada en vigor del nuevo régimen de intereses bursátiles y bancarios hasta el 2014.

Queda igual la tasa de retención del ISR de 4.9% sobre intereses pagados a bancos extranjeros con las mismas reglas del 2012. Se mantiene la exención de la retención del ISR sobre ganancias de operaciones financieras derivadas de deuda. Seguirán vigentes las reglas para fondos de pensiones extranjeras relativas a la exclusión de la ganancia inflacionaria a efectos del cómputo previsto del 90 por ciento. No se hicieron ajustes a los estímulos fiscales actuales, destacó Cárdenas.

[email protected]