En los primeros cinco meses del año los ingresos del gobierno federal se ubicaron en 1 billón 912,625 millones de pesos, lo que significa un crecimiento anual de 2.6% real, según cifras preliminares presentadas este miércoles por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Estamos hablando de 120,000 millones más —respecto al mismo periodo del 2020—, en términos reales considerando inflación, el aumento anual es de 2.6 por ciento. Y en todos los casos, el Impuesto Sobre la Renta (ISR) pasó de 820,000 a 859,000; el Impuesto al Valor Agregado (IVA) se colocó de 429,000 a 473,000 (millones de pesos)” comentó López Obrador.

Con base en información del Servicio de Administración Tributaria (SAT), los ingresos tributarios se ubicaron en 1 billón 573,858 millones de pesos al cierre de mayo, esto es un crecimiento anual de 0.4% real.

De enero a mayo del 2021, la recaudación del IVA mostró un incremento anual de 5.6% y los ingresos del ISR están 0.1% por arriba de lo recaudado en el 2020.

“Son buenos los resultados de la recaudación (...) Estamos arriba de lo que se estimó en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF)”, precisó el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

En el acumulado de los primeros cinco meses del año se esperaban ingresos por 1 billón 560,035 millones de pesos y, por lo tanto, con las cifras presentadas, existe un cumplimiento de 101% con respecto de lo programado.

No obstante, se observó una caída en la recaudación del Impuesto Especial Sobre Producciones y Servicios (IEPS) de 8 por ciento. El año anterior en el acumulado se obtuvieron 194,094 millones de pesos, para el 2021 se han recaudado 186,579 millones.

"La disminución en la recaudación más significativa se identifica en el IEPS petrolero, particularmente en combustibles. Esto se explica, principalmente, por el contrabando, así como por el estímulo fiscal para evitar que se eleve el precio de los combustibles", detalló el SAT.

Por su parte, las devoluciones de impuestos se han incrementado en 28,992 millones de pesos comparado con el mismo periodo del 2020, detalló la autoridad fiscal en el documento difundido por Presidencia.

Ingresos no tributarios y comercio exterior

Por su parte, la recaudación de los ingresos no tributarios dejó al erario 338,768 millones de pesos, lo que es un aumento anual de 13.6 por ciento. Cabe recordar que este tipo de ingresos son aquellos que el gobierno federal obtiene como contraprestación de un servicio público, así como la aplicación de multas, recargos u otros señalados en la LIF.

En el apartado de ingresos tributarios sin IEPS de importación de combustibles éstos crecieron 1.9% real.

Se romperá récord de remesas en mayo

El presidente Andrés Manuel López Obrador confía que con las cifras de mayo se rompa de nueva cuenta el récord de envío de remesas a nuestro país durante un mes; con estimaciones de al menos 4,526 millones de dólares provenientes de connacionales residentes en el extranjero.

“Nuestra proyección se cumple y ya tenemos la proyección”, expresó el mandatario.

El Presidente también destacó que tan sólo en abril se recibieron más de 4,048 millones de dólares en remesas, mientras que en marzo dicha cifra llegó a 4,152 millones de dólares.

“Ya tenemos el pronóstico, porque eso sí, le ganamos al Banco de México, nuestra proyección siempre se cumple. Ya la tenemos, en mayo va a estar así (4,526 millones de dólares). Tomen nota, ahí queda eso, para ver si cuando da a conocer (las remesas) el Banco de México, coincide”, presumió el Presidente.

"Nuestros paisanos están apoyando, desde el año pasado que empezó la pandemia comenzaron a enviar más a sus familiares en México y ese dinero llega abajo, porque los expertos económicos hablan de que las remesas son el segundo ingreso de divisas en el país y ponen en el primer lugar a la industria automotriz, no, son las remesas porque eso llega todo a 10 millones de familias”, argumentó López Obrador. (Maritza Pérez)

santiago.renteria@eleconomista.mx