En junio, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación anual de 5.88%, de acuerdo con el informe presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La cifra correspondiente al sexto mes del año aún continúa muy por arriba del objetivo del Banco de México (Banxico), que es de 3% +/-1 punto porcentual; además, con ese registro se hilan cuatro meses fuera del objetivo del banco central. En mayo, la inflación mostró una tasa anual de 5.89 por ciento.

Así, la inflación acumulada en el primer semestre del 2021 es de 3.43%, la segunda mayor de los últimos 21 años para este periodo, sólo por detrás de 4.39% del 2000, cuando el resultado final del año fue de 8.96 por ciento.

La inflación es unos de los indicadores que más preocupación ha generado este año. Así lo señaló en entrevista, Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex. Agregó que dado que el año pasado se observó una caída en la tasa de inflación, era de esperarse el efecto “rebote” fuera temporal, algo que no ha ocurrido en lo que va del año, pero aclaró que las presiones inflacionarias no son un efecto exclusivo de México.

“Esta persistencia nos coloca con cuatro meses consecutivos por arriba del objetivo puntual del Banco de México (...) Más allá del repunte (de la inflación general) lo que también preocupa es la persistencia en la inflación subyacente (...) van ocho meses en los que se presentan alzas en la variación anual”, señaló Janneth Quiroz.

El índice de precios subyacente (aquel que elimina de sus cálculos los bienes y servicios con precios más volátiles) registró una aceleración de 4.58% anual, la más alta desde diciembre de 2017, presionada tanto por los precios de mercancías como los de servicios. La variación mensual de este índice (0.57%) fue la más alta en lo que va del 2021. Las mercancías registraron variaciones de 5.81%, mientras que los servicios 3.22 por ciento.

La inflación anual de servicios rebasó 3.0% después de 15 meses. Analistas de Invex anticipan una aceleración adicional de este subíndice de precios durante la temporada vacacional de verano, particularmente después de las fuertes pérdidas que registró este sector durante el mismo periodo del 2020 a causa de la pandemia.

Mientras que el índice de precios no subyacente presentó un alza de 10% anual, menor a 10.76% registrada en mayo, pero aún creciendo a doble digito. A su interior, los precios de los productos agropecuarios se aceleraron 6.95% anual, mientras que los de energéticos y de las tarifas autorizadas por el gobierno lo hicieron en 12.45% y los energéticos 17.13 por ciento.

Destacan los aumentos mensuales en los precios del gas doméstico LP 2.91% y de la naranja 18.53 por ciento.

La tasa de interés

Las analistas coincidieron que el dato del INPC de junio tendrá influencia en las siguientes decisiones de política monetaria del Banco de México. Además, señalaron que la inflación seguirá ubicándose lo que resta del año por arriba del objetivo del banco central.

Gabriella Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base comentó que: “La inflación subyacente explicó 80.3% de la inflación mensual (la cual registró un aumento de 0.53% en junio), lo que indica que sigue habiendo riesgos inflacionarios en el corto plazo (...) ante estas presiones del corto plazo, el Banco de México puede actuar, por lo anterior se espera que vuelva a incrementar, al menos, 25 puntos base de su tasa de referencia, probablemente para su reunión de política monetaria del mes de agosto”.

Asimismo, Janneth Quiroz señaló que si bien las presiones inflacionarias son preocupantes para el Banxico, estima que para agosto la junta de gobierno del banco central tenga un margen más amplio para tomar una decisión, pues en julio puede existir una desaceleración de la inflación, añadió que para el segundo semestre del 2021 esperan que la inflación comience a desacelerarse.

“Sin duda alguna el efecto aritmético que genera una baja base de comparación irá ayudando una vez que dejemos atrás los meses más complicados en cuanto a la comparación anual (...) para el cierre del año la inflación cerrará por arriba del objetivo del Banxico, cerca de 6 por ciento”, comentó la subdirectora de Análisis Económico de Monex.

Precios al productor, presionados

Por su parte, el Índice Nacional de Precios al Productor (INPP), incluyendo petróleo, registró en junio una variación de 7.13% anual.

El Inegi informó que los precios de las actividades primarias crecieron 10.45%, las actividades secundarias 9.34% y las Terciarias 2.60% a tasa anual.

El índice de Mercancías y Servicios de Uso Intermedio, registró una tasa anual de 10.69%, mientras que el Índice de Mercancías y Servicios Finales presentó un crecimiento de 5.78% anual.

La directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base apuntó que el incremento en el INPP se dio, principalmente, por el alza histórica en los precios del acero, la madera y otras materias primas, agrego que los incrementos en los precios del productor se ven reflejados en los precios al consumidor pero no en su totalidad, ya que parte de los precios al productor son absorbidos por los propios productores.

diego.aguilar@eleconomista.mx