El cambio que ha tenido el patrón de consumo y compra de los mexicanos desde el 2010 a la fecha motivó al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) a incluir 10 nuevos genéricos en su medición del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Se trata de la leche de soya, el té, los servicios para mascotas, paquetería, transporte escolar, herramientas pequeñas y accesorios diversos, herramientas y equipo grande para el hogar, alfombras y otros materiales para pisos así como lámparas.

Esta misma actualización de la canasta de bienes, productos y servicios que se utilizan para medir la variación de los precios generales, que es el Inegi, dejará fuera del seguimiento a dos genéricos: los calentadores de agua, por estar en desuso y la larga distancia nacional, por haberse eliminado desde enero del 2015, como resultado de la aplicación de la reforma en telecomunicaciones.

Éstos son sólo un par de cambios de los cinco que aplicará el Inegi a partir de julio del año entrante, al presentar las variaciones del INPC, informó en conferencia de prensa el presidente del Instituto, Julio Santaella.

Ahí, refirió que esta modernización no sólo es la primera que realiza el Instituto, es también la de mayor envergadura, entre las seis que se han realizado desde 1978, pues incluye cinco grandes componentes:

1. La actualización de la canasta bienes y servicios que consumen las familias.

2. La actualización de ponderadores, que son el peso o participación de los bienes y servicios en el índice de los productos.

3. La expansión de áreas geográficas que se tomarán en cuenta para el levantamiento de datos.

4. Un nuevo diseño estadístico para hacerlo más representativo del patrón de consumo.

5. Y el cambio de año base de la medición.

Aumentará mapeo de inflación

Tal como lo recomendó en el 2013 el Fondo Monetario Internacional, el Inegi incluirá en el levantamiento de datos a las localidades que tienen menos de 150,000 habitantes.

Entonces, el Fondo argumentó que al no incluirlas se pierde representatividad en la medición. Actualmente, la variación del INPC resulta de la recopilación de datos en 46 ciudades.

En seguimiento a la recomendación, ampliaron la cobertura geográfica a 55 localidades, que incluye a nueve ciudades nuevas: Pachuca, Hidalgo; Cancún, Quintana Roo; Coatzacoalcos, Veracruz; Esperanza, Sonora; Izúcar de Matamoros, Puebla; Atlacomulco, Guerrero; Saltillo, Tamaulipas; Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; por último, Zacatecas.

Localidades rurales toman ?mayor peso en la canasta

Al incluirse en la medición localidades de menos de 150,000 habitantes, se asume que hay más de origen rural, lo que motiva un cambio en el peso del gasto que dirigen los hogares de la muestra en alimentos, precisó el presidente Santaella.

En la práctica, este mayor peso del gasto en alimentos motivará un cambio en el peso o ponderador de los 10 genéricos con mayor peso en el cesto utilizado para la medición, precisó aparte José Arturo Blancas Espejo, director general de Estadísticas Económicas.

Estos genéricos son los que suelen incidir con mayor fuerza en las variaciones periódicas del INPC y se trata de vivienda propia, gasolina de bajo octanaje, restaurantes y similares, loncherías, fondas, torterías, taquerías, renta de vivienda, carne de res, electricidad, refrescos envasados, automóviles y tortilla de maíz.

Cambio de año base

Para completar la actualización del INPC, se realizará el cambio del año base, del que actualmente se utiliza y que dejó el Banco de México, que es la segunda quincena de diciembre del 2010.

Al que estará vigente el año entrante, que será la segunda quincena de julio del 2018.

El director Blancas detalla que decidieron utilizar ese periodo porque es el que presenta menos fluctuaciones estacionales.

Ya no medirán variación de la canasta básica, pues perdió vigencia

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dejará de presentar la variación de los precios de la canasta básica a partir de julio del año próximo, informó el presidente de la entidad, Julio Santaella.

Este indicador ha perdido vigencia, justificó, y el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social tiene una medición similar, enfatizó.

En la misma conferencia de prensa, donde presentó el cambio de año base para la medición del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), argumentó que es necesario cuestionar el significado de la canasta básica, pues en algún momento fueron las autoridades quienes determinaban los bienes y servicios que la integraban.

En la página del Instituto, en el apartado correspondiente a preguntas frecuentes, detallan que la canasta básica es un subconjunto de la canasta de bienes y servicios del INPC .

A diferencia de la canasta del INPC, la cual abarca 283 productos genéricos, los bienes y servicios que conforman la canasta básica fueron seleccionados por los representantes de los sectores firmantes del Pacto para la Estabilidad y el Crecimiento Económico (Pacto) a finales de 1988 (...) y consideraron 82 conceptos genéricos del INPC detallan en la definición.

Historia de pactos

El objetivo de conocer el comportamiento de los precios de los bienes y servicios que conformaron la canasta básica era garantizar el cumplimiento de los acuerdos que sobre los precios de bienes y servicios del sector público y privado, establecieron los participantes del Pacto.

Santaella reconoció que el Inegi tiene todos los elementos estadísticos para definir cuáles son los valores que se tendrían que incluir en la canasta. Pero enfatizó que para definir los que son indispensables para los mexicanos, o los que son fundamentales para preservar el bienestar de los hogares, requiere de un consenso social mayor.

¿Quién debería determinar cuál es la canasta básica que tenemos que considerar? Es una buena pregunta que dejo en el aire , dijo Santaella.

El dato más reciente de la canasta básica, divulgado por el Inegi el 9 de agosto en el reporte del INPC mensual de julio, muestra una variación negativa de 0.02% a 30 días.

Lo que contribuyó a un incremento anual de 7.93% anual, esto es seis veces arriba del registro alcanzado en el mismo periodo del 2016, que fue de 1.43 por ciento.

[email protected]