La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) realizó la primera permuta de valores gubernamentales por un monto de 9,528 millones de pesos, en el marco del fortalecimiento del Programa de Formadores de Mercado para propiciar mayor liquidez y profundidad al mercado de deuda local. 

En un comunicado, la dependencia, a cargo de Arturo Herrera detalló que, el intercambio fue de instrumentos a tasa fija nominal de Bonos M que tenían vencimiento entre 2020 y 2042 y que ahora se vencerán en el año 2047. 

La operación tuvo como objetivo contribuir a preservar el funcionamiento ordenado del mercado de deuda interna a través del fortalecimiento de la figura de Formador de Mercado, así como mejorar el perfil de vencimientos de deuda interna del gobierno federal”.

Hacienda mencionó que, pese a los episodios de volatilidad observados en los últimos días en los mercados financieros globales, se llevó a cabo esta operación de manejo de pasivos para Formadores de Mercado, con el Banco de México como su agente financiero.

Permiten reducir concentración 

Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey explicó que, el Programa de Formadores de Mercado –que se presentó el pasado 20 de marzo- tiene el propósito de favorecer la intermediación de más agentes, es decir, que no esté concentrada la intermediación de valores gubernamentales sólo por los bancos. 

Detalló que, el Banxico como agente financiero favorece la participación de nuevos agentes de mercados o intermediarios reconocidos por la ley y que puedan entrar a comprar de manera directa títulos gubernamentales. 

“Es decir, no solo los bancos pueden participar, sino también instituciones de banca de desarrollo como Fira. Lo qué hace el Banxico como agente financiero, es que, al haber una oferta, no sólo participen 11 sino 30 participantes”. 

Si al subastar la emisión de valores gubernamentales, sólo levantan la mano 2 o 3 bancos y quieren todo, Banxico interviene y democratiza para que no haya concentración de esos instrumentos y no ocurra lo que pasó en Inglaterra, cuando hubo colusión para provocar movimientos en las tasas Libor, expuso el economista. 

Tenorio subrayó que, en esta primer permuta de bonos, lo que busca Banxico como agente financiero es ayudar a que la SHCP tenga más atomizada la parte de sus acreedores para que existan más participantes en la posición de títulos gubernamentales. 

Otras permutas

Antes del Programa de Formadores de Mercado, el pasado 12 de marzo, la SHCP informó que, la Comisión de Cambios realizó un intercambio de valores gubernamentales hasta por 36,520 millones de pesos. Ello implicó cambiar algunos de los instrumentos de curva soberana en pesos. 

“Es decir, algunos Cetes o bonos M se cambiarían por Bondes D. Lo que estamos tratando en este momento es dar liquidez a los mercados. Hay posiciones de algunos inversionistas que están intentando vender y cambiarse a otro instrumento, pero como no encuentran compra, el mercado está un poco paralizado”, dijo en su momento Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda. 

La segunda operación de manejo de pasivos, la cual fue instrumentada por el Banco Central, se otorgaron instrumentos a tasa revisable (Bondes D) e instrumentos de corto plazo (Cetes), y se recibieron instrumentos a tasa fija nominal (Bonos M). 

“Con el fin contribuir a preservar el funcionamiento ordenado del mercado, la SHCP realizará un intercambio de instrumentos. Se recibirán instrumentos a tasa revisable y de corto plazo, y se reciben instrumentos a tasa fija nominal”, expuso en su momento Yorio.

Más sobre los formadores

El pasado 20 de marzo, la SHCP presentó el Programa de Formadores de Mercado, el cual tiene como objetivo fomentar el desarrollo del mercado de valores gubernamentales. Dicho programa inició a partir de abril de este año.

¿Qué son?

Los formadores de mercado son instituciones de crédito y casas de bolsa que tienen por mandato participar de manera muy activa en el mercado de valores gubernamentales a tasa fija. Dichas instituciones, que son nombradas por Hacienda, están obligadas a presentar posturas a precios competitivos en cada una de las subastas.