Davos, Sui. México cuenta con los amortiguadores para enfrentar el impacto de la caída de los precios del petróleo en las finanzas públicas y para aprovechar la depreciación cambiaria a favor de la economía. Esto es lo que vinieron a mostrar los funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a los mayores inversionistas mundiales convocados en el Foro de Davos.

Fernando Aportela, subsecretario de Hacienca, detalla que el programa de coberturas del 2016 está formado por un seguro petrolero y el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios, que en conjunto cubren al barril de crudo en 50 dólares.

Ello, a través de la contratación de opciones de venta tipo put, a un precio promedio de 49 dólares para la mezcla mexicana de exportación, detalla, y 1 dólar adicional reservado en una subcuenta especial del Fondo de Estabilización.

Entrevistado por El Economista, en el Congress Center donde se realizaron los encuentros privados de los líderes asistentes al Foro de Davos, dice que, adicionalmente, México puede compensar la caída de los ingresos petroleros con los tributarios derivados de la reforma fiscal.

Nuestra mayor fortaleza está derivada de la reforma fiscal que ha permitido que los ingresos tributarios como porcentaje del PIB hayan subido de poco más de 8% en el 2012 a más de 12% en el tercer trimestre del año pasado. Esta diferencia ha permitido acomodar el cambio relativo en los precios del petróleo , explica.

Depreciación, a favor

Aparte, también en conversación, el titular de las finanzas nacionales, Luis Videgaray, explica que la depreciación del peso frente al dólar sí tiene efectos positivos en la economía mexicana a través de la atracción turística, el valor de las remesas y la competitividad de las exportaciones.

El turismo es un ganador claro ; un dólar fuerte beneficia al consumo, cuando las familias que reciben remesas cuentan con ingresos que se han incrementado por el efecto cambiario. Y las exportaciones se vuelven mucho más competitivas, agrega.

En el intervalo de la conversación pública que sostuvo el presidente Enrique Peña Nieto con los integrantes del WEF, el secretario de Hacienda explica que han venido a fortalecer la confianza que sí tienen los inversionistas acerca de México. Pues el peso se encuentra subvaluado , expresando el efecto de la volatilidad mundial.

Los líderes reunidos en Davos, y los inversionistas en general, perciben a México como uno de los países mejor preparados para enfrentar el fenómeno que está presentándose a nivel mundial , observa.

Y es este mismo reconocimiento el que permitirá al peso cotizar a niveles consistentes con los valores fundamentales de la economía, una vez que pase la volatilidad, acota.

Descarta estimar un nivel de equilibrio del peso, pero destaca que es altamente probable que cotizará en niveles consistentes con los valores fundamentales de la economía .

A una semana de que se cumpla la vigencia para los mecanismos de intervención regulada del mercado cambiario, es decir, las subastas de dólares, admite que estas operaciones han sido determinantes para proveer liquidez y orden al mercado cambiario.

Enfatiza que los líderes empresariales reunidos aquí tienen hoy más claro que la depreciación del peso frente al dólar no deriva de alguna circunstancia propia de la economía mexicana .