Con el dólar sobre 25 pesos, se hablaba de un remanente cercano a 500,000 millones de pesos; con los niveles actuales se estiman entre 250,000 y 300,000 millones de pesos

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) podría quedarse el siguiente año sin el remanente de operación del Banco de México (Banxico), ante la apreciación que ha presentado el peso frente al dólar durante las últimas semanas.

"El peso se ha venido apreciando debido al rally que hay en los mercados, entonces no estamos seguros de que, incluso, lleguemos a recibir un remanente", dijo en llamada con inversionistas José Luna Martínez, titular de la Unidad de Crédito Público de Hacienda.

El funcionario explicó que Hacienda no tomó en cuenta los ingresos, que se pudieran obtener por el remanente de Banxico, para su Plan Anual de Financiamiento para el 2021.

En meses pasados, ante la depreciación del peso frente al dólar, algunos analistas apuntaron que el banco central pudiera tener un remanente cercano a 500,000 millones de pesos; sin embargo, esas cifras se han ajustado ante la apreciación de la moneda nacional.

“Nosotros esperamos que el tipo de cambio cierre el 2020 en 19.90 pesos por dólar. Por momentos, cuando estaba arriba de 25 pesos, se hablaba de un remanente cercano o incluso mayor a los 500,000 millones de pesos. Con los niveles que tenemos ahorita, sí consideramos que se ha reducido de forma significativa, se podría ubicar entre 250,000 y 300,000 millones de pesos”, explicó James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CiBanco.

En este sentido, Mariana Campos, de México Evalúa, indicó que esto podría ser un golpe duro para las finanzas públicas, ya que parece que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador estaba confiado en obtener un remanente alto por parte de Banxico.

En marzo, en medio de la incertidumbre por el Covid -19, el nerviosismo entre los inversionistas llevó al tipo de cambio a una cotización de 25.1350  pesos por dólar, la máxima del año. Al viernes pasado el dólar se negociaba en 19.9510 pesos por unidad.

En abril, López Obrador buscó que Banxico pudiera adelantar parte del remanente para destinarlo a atender la crisis; sin embargo, eso no es posible.

Alivio para el FEIP

De acuerdo con la ley, de los recursos que reciba Hacienda por el remanente de Banxico, 30% podrán ser destinados al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), el cual probablemente quede en ceros este año ante el uso que se le ha dado.

“Va a ser un colchón importante porque, con las restricciones y limitaciones que hay al acabarse todos los recursos habidos y por haber en los distintos fondos, parte de este remanente podrá ir al FEIP. Aunque sean menores recursos de los que se tenía pensado, va a ser un apoyo importante”, consideró James Salazar.

En noviembre, Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público, previó que los recursos en el FEIP sean usados en su totalidad, por lo que el siguiente año tendrá que ser “nutrido otra vez”. En este sentido, estimó que en el 2021 este fondo empiece con apenas 10,000 millones de pesos.

“La crisis económica es de tal magnitud que los ingresos han caído significativamente y éstos han tenido que ser compensados con eficiencia recaudatoria, mayor recaudación, pero también es el uso de los fondos de estabilización”, señaló.

Buscan mejorar perfil

Durante la llamada a inversionistas, José de Luna Martínez detalló que el siguiente año el gobierno buscará mejorar el perfil de la deuda y se realizarán manejos de pasivos siempre y cuando las condiciones de mercado sean favorables.

"Hacienda podrá utilizar las herramientas a su disposición para suavizar el perfil de vencimientos, mejorar la eficiencia del portafolio de deuda o para fortalecer las nuevas emisiones de referencia", detalló.

El Plan Anual de Financiamiento para el siguiente año prevé que el déficit público disminuya 0.3 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB).

El documento  recordó que el Congreso aprobó un techo de endeudamiento interno hasta por 700,000 millones de pesos, y de hasta 5,200 millones de dólares para el externo.

¿Qué es el remanente de Banxico?

El remanente de operación del Banxico se compone de aquellos recursos provenientes de la revaluación de las reservas internacionales y de los ingresos derivados de las diferencias entre los intereses que la institución cobra y paga a los intermediarios financieros. Por ejemplo, ante una depreciación del peso frente al dólar se revalúan los activos en moneda extranjera y eso puede generar el remanente.

De acuerdo con la Ley del Banxico y la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, de haber un remanente la institución central deberá entregarlo al gobierno en abril del siguiente año. El uso de estos recursos será para fortalecer la posición financiera del gobierno y garantizar la reducción de la deuda pública.

En este sentido, al menos 70% deberá ir para amortizar la deuda pública, mientras que 30% restante se puede destinar al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) o a incrementar activos que fortalezcan la posición financiera del gobierno.

ana.martinez@eleconomista.mx