Diez bancos estadounidenses acordaron el lunes pagar 8,500 millones de dólares para poner fin a una revisión caso por caso de ejecuciones hipotecarias pedidas por los reguladores estadounidenses.

Bank of America, Citigroup, JPMorgan, Wells Fargo y otros seis bancos pagarán 3,300 millones de dólares directamente a algunos propietarios de casas y también desembolsarán 5,200 millones por modificaciones en los préstamos y condonaciones de deudas, afirmaron los reguladores.

La Oficina del Contralor de la Moneda y la junta de la Reserva Federal afirmaron que aceptaron el acuerdo para aliviar la carga financiera de los consumidores más rápidamente que a través de las revisiones.

En abril del 2011, las agencias le solicitaron a los bancos que revisaran las ejecuciones de hipotecas del 2009 y el 2010 para evaluar si se habían realizado de forma injusta o si los consumidores habían sufrido algún daño financiero debido a errores en el proceso de cobro de la deuda.

RDS