La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) sigue sin tener un titular, lo cual se podría traducir en un desinterés por parte del gobierno para proteger los derechos de los pagadores de impuestos, indicaron analistas.

Desde el pasado 30 de abril, Diana Bernal concluyó su cargo como titular de la Prodecon, en el cual estaba desde su creación, en el 2011, tras ser propuesta en la terna del entonces presidente Felipe Calderón. En el 2015, el expresidente Enrique Peña Nieto la propuso para un segundo periodo.

Si bien no hay un titular, Luis Salinas, subprocurador de Análisis Sistémico de la procuraduría, funge como el encargado de la Prodecon, hasta que el presidente Andrés Manuel López Obrador mande su terna al Senado de la República; sin embargo, no existe una fecha límite para ello.

“Al estar sin titular, los contribuyentes podrían sentir inseguridad de quién va a defender sus intereses. La verdad es que el trabajo que hizo Diana Bernal fue excepcional y que a alguien le queden esos zapatos está difícil. El que no hayan designado a alguien aún significa que al gobierno le ha preocupado más su actuar como órgano vigilante que los derechos de los contribuyentes”, indicó Manuel Baltazar Mancilla, director de México Fiscal.

El gobierno, añadieron analistas, requiere supervisar y fiscalizar mejor a los contribuyentes para obtener mayores ingresos tributarios, ello para solventar el gasto en programas sociales. Para este año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) busca recaudar 3.3 billones de pesos a través del pago de impuestos.

“Al final del día, la Prodecon es un organismo que, por su misma naturaleza, choca con el SAT y la Secretaría de Hacienda. Es una contraparte importante de ellos, por lo que no tener un titular aún la pone en desventaja, pierde un poco de representatividad”, refirió por su parte Mario Di Costanzo, consultor financiero y expresidente de la Condusef, la cual desempeña una función similar a la Prodecon, sólo que enfocada a los usuarios de servicios financieros.

Hueco difícil de llenar

En meses pasados se rumoró el nombre de Di Costanzo en la terna que el presidente mandaría para presidir la Prodecon; no obstante, el exfuncionario negó el rumor y mencionó que hasta el momento no ha tenido ningún acercamiento o invitación del gobierno para hablar de ello.

Un nuevo titular, precisaron analistas, tendrá la difícil tarea de llenar el hueco que dejó Diana Bernal, la cual en ocho años defendió “a capa y espada” que los derechos de los contribuyentes no se vulneraran y que hubiera una resolución de sus problemas con el fisco sin que hubiera mayores percances.

“Tendrá el gran reto de difundir una cultura fiscal, lo cual no hay en México. Ayudar a que la gente vea atractivo el formalizarse y pagar impuestos. La Prodecon tiene mucho margen de actuación en temas fiscales”, acotó Di Costanzo.

Funciona con normalidad

Desde la salida de Bernal, Luis Salinas, subprocurador de Análisis Sistémico de la Prodecon, está como encargado del ombudsman fiscal.

“La Prodecon está funcionando con completa normalidad, los servicios siguen creciendo, la operación es normal y no nos afecta que no se haya enviado la terna, todos estamos trabajando con normalidad”, declaró a El Economista Luis Salinas.

Añadió que, incluso, han mantenido reuniones con el SAT, en donde destacó la apertura de los funcionarios para solucionar los problemas que han detectado los contribuyentes.