Para el tercer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) propone un gasto neto de 6 billones 295,736.2 millones de pesos, lo significa una reducción de 0.3% real anual, de acuerdo con datos del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2021.

Sería la primera reducción desde el 2017, cuando el gasto se redujo en 3.9 por ciento.El gasto que se espera ejercer en el 2021 representa 25.2% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que implicaría una caída de 1.3 puntos porcentuales, respecto del gasto aprobado para este año, de  26.5% del PIB.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda reconoció que la actual crisis económica que enfrenta el país por efecto de la pandemia del Covid-19 no permitió tener un gran margen de maniobra en la creación del Paquete Económico del 2021, con lo que no se pudieron hacer grandes cambios respecto a lo que se aprobó para este año.

“Estamos muy conscientes de que no hay presupuesto perfecto. Tenemos la responsabilidad de mantener la estabilidad económica y financiera, pero también tenemos claro que esto no está peleado con tener una vocación social y por eso este Paquete Económico está dirigido a proteger a los que menos tienen”, dijo Herrera.

Mencionó que para el cierre de este año, desde la SHCP prevén que la economía caerá 8%; mientras que para el 2021 se tiene un mejor panorama con un crecimiento del PIB de 4.6 por ciento.

Del gasto que se espera ejercer en el 2021, 72% es programable, es decir, aquellos recursos que se destinan al gasto corriente y al gasto de capital con un total de 4.61 billones de pesos. De este gasto, 1.06 billones serán para el pago de pensiones y jubilaciones del sector público y el gasto en inversión será de 829,385.9 millones de pesos.

En tanto el gasto no programable que conforma lo que se destina al costo financiero de la deuda, participaciones y Adefas absorbe 28% del gasto neto total con 1.67 billones de pesos.

Déficit público y mini superávit

Con este nivel de gasto, la expectativa de Hacienda es que, el balance financiero del sector público tenga un déficit de 718,193.4 millones de pesos (2.9% del PIB), lo que representa un crecimiento de 26.9%, respecto del déficit que se aprobó en el 2020 por 565,925.8 millones de pesos.

En tanto, para el balance primario del 2021 esperan un superávit de 6,205.1 millones de pesos (menos de 1% del PIB), el cual contrasta con el que se aprobó en el 2020 por 186,938.1 millones de pesos. De esta manera, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia de la deuda del país, cerrará el 2021 en más de 13.4 billones de pesos, monto que  representará 53.7% del PIB.

Salud recibirá más dinero

Herrera indicó que con el crecimiento de la economía, el siguiente año estiman tener mayores recursos que los que se recaudarán en el 2020, “por eso tenemos que ser extraordinariamente cuidadosos en la forma en que se asigna el gasto, quisiéramos pensar que hay más recursos para todos, pero esa no es la realidad que estamos enfrentando”.

Dijo que, pese al poco margen de maniobra en las finanzas públicas, el presupuesto en la Secretaría de Salud tendrá un crecimiento de 9.1% real anual.

De acuerdo con la clasificación funcional del gasto programable, para el sector salud se destinarán 664,659.6 millones de pesos, lo que implica apenas un aumento de 1.3%, respecto de lo aprobado en el 2020.

El IMSS tendrá un gasto por 901,687.1 millones de pesos, 5.7% más que lo aprobado para este año; mientras el ISSSTE tendrá recursos por 373,525.3 millones de pesos, 3.3% más que este año.

No obstante, el gasto destinado a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, que incluye gasto para la construcción de la refinería de Dos Bocas y para el proyecto Internet para Todos,  significa 21.9% del total del gasto neto programable para el  2021.

Turismo elevará su gasto en más de 600% por Tren Maya

En general, los ramos administrativos tendrán recursos por 1.24 billones de pesos, 4.8% más respecto al presupuesto que se les asignó en el 2020. La Secretaría de Turismo tendrá el aumento más grande con 641.5%, respecto al presupuesto aprobado en el 2020 con un total de 38,613.4 millones de pesos.

Esto se deberá, en gran medida, a que esta dependencia se hará responsable de la ejecución del proyecto Tren Maya que tendrá recursos por 36,288 millones de pesos, lo que implicaría que a la Sectur le queden 2,325 millones de pesos.

La Secretaría de Educación Pública tendrá un gasto por 338,046.9 millones de pesos, 0.2% más que en este año. Y la Secretaría del Bienestar un gasto de 189,970.6 millones de pesos, un aumento de 1.3%, respecto a lo aprobado en este año.

En contraste, la SHCP tendrá una reducción de 17.3%, respecto a lo aprobado en el 2020 con lo que contará con 20,228.5 millones de pesos; mientras que la Secretaría de la Relaciones Exteriores tendrá una reducción de 10% con un total de 8,121.2 millones de pesos.

Crudo mexicano se desploma 7.67%

La mezcla mexicana de exportación se hundió a niveles similares a los de junio, al retroceder 7.67% a 35.50 dólares por barril, ante el desplome del WTI que cayó casi 8% tras el anuncio de que Arabia Saudita disminuirá sus precios de venta en octubre.

Los precios del crudo Brent bajaron 2.23 dólares, o 5.3%, a 39.78 dólares por barril. En tanto, los futuros del crudo estadounidense WTI retrocedieron 3.01 dólares, o 7.6%, a 36.76 dólares el barril, según datos de Refinitiv.

“El mercado sigue absorbiendo el impacto de la decisión de Arabia Saudita de reducir el precio de venta de crudo a compradores asiáticos y se teme que las refinerías chinas no puedan aumentar su demanda por crudo”, explicó Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base. (Redacción)

elizabeth.albarran@eleconomista.mx