Para este año, el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que se encarga de distribuir recursos a los estados y municipios afectados por algún huracán, sismo, tornado o inundaciones, contará con mayores recursos para reparar infraestructura.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF 2016), el Fonden tendrá 8,277 millones de pesos, un incremento real de 34% más de lo que presupuestó en el 2015; ello representa el mayor monto desde el 2011.

Tapen Sinha, investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), indicó que en México los fenómenos naturales cada vez están tomando más relevancia; además, su número está aumentando. Mencionó que a lo largo de este 2016, se prevé que el fenómeno llamado El Niño, caracterizado por la presencia de valores por arriba del promedio en la temperatura superficial del mar, genere fuertes ciclones tropicales.

En este año, con los huracanes registrados en el 2015, se prevé que desde Baja California Sur hasta Yucatán va a llover más de lo normal; entonces, el gobierno está anticipando que puedan ocurrir mayores desastres y destinó mayores recursos al Fonden .

Bonos paramétricos

Comentó que México no sólo cuenta con este fondo para enfrentar las afectaciones que dejen los fenómenos naturales, sino que también cuenta con bonos paramétricos, que también sirven para destinarlos a las zonas más afectadas por un desastre.

Estos bonos paramétricos son utilizados solamente cuando hay una emergencia muy grave,es decir, el contrato de estos bonos se cotiza de acuerdo con el nivel de impacto que tenga un fenómeno . Por ejemplo, si contrató un bono por un sismo de 8 grados Richter, sólo se recibirá el dinero ante un movimiento de esa intensidad.

Con el huracán Patricia, que ocurrió el año pasado, el gobierno tenía un contrato con la reaseguradora Swiss Re, donde se cumplió el parámetro y el gobierno recibirá recursos para cubrir los daños, expuso Tapen.

En el 2015, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), en su primer reporte de pronóstico de ese año, estimó que en el país se registrarían 19 ciclones tropicales en el Océano Pacífico y siete en el Atlántico (Golfo de México y Mar Caribe).

Se invierte menos ?en prevención

Con respecto al Fondo de Prevención para Desastres Naturales (Fopreden) para este año tendrá un presupuesto de 369 millones 479,554 pesos, esto es 3.5% más que en el 2015. Sin embargo, este monto es 22 veces menor a lo que se destina al Fonden; es decir, se invierte más en las consecuencias que en la prevención.

El investigador del ITAM destacó que no existe una cultura de la prevención en el país. Mencionó que en la época en que hubo grandes excedentes de petróleo, el gobierno debió ahorrarlo y no gastárselo.

Se debió crear un fondo soberano que sirviera para ahorrar ese dinero y utilizarlo para este tipo de fenómenos naturales, México es un país muy expuesto a estos desastres. En Noruega tienen un fondo soberano que representa 50% de su Producto Interno Bruto (PIB) .

Tapen mencionó que es indispensable que el gobierno federal se comprometa a no usar los recursos de este fondo en caso de que presente una mayor falta de ingresos presupuestarios. Hace falta un candado para que estos recursos no se utilicen para otros fines .