México avanzó en el tema de los impuestos digitales pero aún falta que se graven los ingresos que obtienen empresas como Google, Amazon, Facebook, Apple, entre otras, por sus operaciones en el país, las cuales les han dejado grandes ganancias.

Las modificaciones que entraron en vigor este mes, para cobrar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en las transacciones que se realicen dentro de estas plataformas, así como la retención del Impuesto sobre la Renta (ISR) a los trabajadores que las usan, no soluciona por completo el problema que trae consigo la economía digital, coincidieron expertos.

“Estas plataformas se convirtieron en retenedoras de impuestos, pero no están tributando en el país y eso es lo más grave. No se les impuso un gravamen a estas plataformas que ganan dinero en México, pero no pagan impuestos aquí”, señaló Manuel Baltazar Mancilla, director de México Fiscal.

Las plataformas digitales y su correcta tributación no es un problema sólo de México, sino uno internacional. Estas plataformas generan ingresos en diferentes países sin tener un domicilio fiscal permanente en ellos, lo que facilita que trasladen sus ingresos a otras jurisdicciones y paguen una menor tasa de impuesto. En el caso de México, estarían evitando pagar el ISR de 30% que se le cobra a las empresas.

“El gran pendiente es gravar las ganancias de estas empresas. Esa es la discusión internacional”, señaló Juvenal Lobato, catedrático de la UNAM.

Añadió que con las modificaciones que entraron en vigor en México, el consumidor final será el que pagará, en la mayoría de los casos. Por ejemplo, desde mayo plataformas, como Netflix, incrementaron el precio de sus servicios, mientras que en las tiendas en línea de PlayStation los precios de los juegos aumentaron por el cobro del IVA.

El Servicio de Administración Tributaria  dijo, en su momento, que esto no se trataba de nuevos impuestos, ya que estas obligaciones se tendrían que haber cumplido desde antes.

“Este impuesto ya se causaba y, por tanto, su obligación de pago ya existía en la Ley del Impuesto al IVA. Es importante mencionar que la posibilidad de que los servicios digitales aumenten de precio no está relacionada con un nuevo tributo”, refirió la autoridad fiscal.

En el caso del ISR, los expertos refirieron que es probable que los vendedores incrementen los precios por las retenciones que se les hará.

Llamado internacional

Los expertos refirieron que, al parecer, el plan de México es esperar el consenso internacional de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para poder gravar los ingresos de estas empresas y el cual, se espera, suceda a finales de este año.

Desde el 2018, la OCDE tiene en la mira a la economía digital, por lo que espera llegar a dicho consenso; mientras, los países están autorizados en aplicar medidas unilaterales hasta que se llegue a este acuerdo internacional.

Francia y España también han avanzado en el tema. Se esperaba que Francia empezara a cobrar impuestos a las plataformas este año; sin embargo, decidió suspender la implementación, mientras que España está en la mira de Estados Unidos por su “Tasa Google”, ya que afectaría a empresas estadounidenses.

La semana pasada, Estados Unidos se retiró de la mesa de negociaciones con países europeos.

ana.martinez@eleconomista.mx