El Fondo Monetario Internacional (FMI) sugiere un ritmo más rápido en el incremento de la tasa de fondeo de México si las expectativas de inflación de mediano plazo comienzan a aumentar.

Un mediano plazo incorpora un horizonte de 3 o 4 años, como lo ha explicado la Consejera Económica del Fondo, Gita Gopinath.

El enfoque paciente (la gradualidad de la subida de tasas) está respaldado por el hecho de que las tasas de política, el producto y la inflación mexicanos históricamente se han movido muy de cerca con los de Estados Unidos (…) pero la política monetaria en México deberá estar muy en sintonía con la evolución de sus expectativas de inflación”, detallaron en el informe preliminar de conclusiones de expertos del FMI tras la revisión que hizo la misión de especialistas a México.

Las expectativas recabadas por Banco de México (Banxico) para el lapso de uno a 4 años se han ajustado al alza por 12 meses consecutivos desde 3.57% a 3.61% al corte de septiembre.

En el citado informe, los expertos del FMI propusieron también revisar el desempeño de la política monetaria para encontrar áreas que permitan mejorar su efectividad.

Dieron la bienvenida a los cambios de comunicación del Banco de México, donde han incluido las expectativas de inflación en cada comunicado del anuncio monetario, pero acotaron que “es pertinente también incluir la trayectoria de la tasa de política que sustenta dichos pronósticos”.

Esta publicación “ayudará a guiar a los participantes del mercado y facilitará ajustes ordenados en la curva de rendimiento”.

La sugerencia del FMI, se dio la misma semana que el Banco de México anunció que lanzarán el Blog Banxico donde abundarán en su estrategia de mejorar la comunicación con el público.

Objetivo de inflación a revisión

“La inflación y las expectativas de inflación han estado históricamente en el extremo superior del rango objetivo del banco central. La revisión podría evaluar el desempeño del marco y los posibles cambios en el conjunto de herramientas de política monetaria o bien en la estrategia de comunicación del banco central”.

El citado objetivo de inflación del Banxico es 3% puntual con +/-1 punto porcentual, lo que significa que el extremo superior del rango es 4%, y por tanto la observación de los expertos del FMI alerta que la inflación anual suele ubicarse cerca de ese nivel extremo.

Esta observación también ha sido sostenida por el área de estudios económicos de Citibanamex, que muestra en una revisión sobre la inflación observada en 199 meses, que sólo se ha alcanzado la meta puntual de inflación en 18 meses, entre el año 2015 y el 2016.

Presiones transitorias pero con riesgos

En el mismo informe, que por tercer año consecutivo revela el FMI con autorización del gobierno, advierten que variación de la inflación en México resulta de choques externos “pero también de desequilibrios locales en la oferta y la demanda de una economía que se está reabriendo”.

Y aún esperando que estas presiones sean transitorias, advirtieron que se requiere un anclaje de las expectativas de inflación a mediano plazo.

El FMI enfatizó que es relevante considerar los roles de la estabilidad financiera, la inclusión, el empleo y la ecologización del sistema financiero en el marco legal existente del banco central.

“Una mayor claridad en la evaluación de las perspectivas por parte del banco central ayudaría a navegar mejor los desafíos actuales, por lo que la comunicación clara sobre la naturaleza transitoria de las presiones inflacionarias seguirá siendo esencial”.

El staff de expertos que revisa anualmente la situación financiera y económica de México en este ejercicio de detección oportuna de riesgos al que tiene derecho como miembro del FMI, acotó que se trata “un ejercicio preliminar de los principales hallazgos de la misión de expertos”

Y detallaron que el staff preparará un reporte más detallado de conclusiones para presentarlo al Directorio Ejecutivo, discutirlo con ellos y entregar una versión final con recomendaciones al país, como es tradicional, a fines de octubre o principios de noviembre.

kg