El alza de tasas continuará con una evolución tan gradual como lo marque y justifique la economía de Estados Unidos (EU), aseguró la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, en el que parece ser su último testimonio ante el Senado de Estados Unidos.

El primer periodo en el cargo de presidenta de la Fed culmina el 3 de febrero y es el presidente de Estados Unidos quien tiene el privilegio legal de nominarla para un segundo mandato o postular a otro candidato.

Desde la campaña electoral, Donald Trump manifestó que no estaba de acuerdo con la gestión de Yellen en el ritmo de la subida de tasas y (miércoles), en un medio especializado de Estados Unidos, filtraron que el presidente de EU pretende nominar al expresidente de Goldman Sachs, Gary Cohn, para sustituirla.

En la comparecencia semestral ante el Comité de Banca del Senado, los legisladores agradecieron en reiteradas ocasiones su liderazgo y en la sesión de preguntas y respuestas, la funcionaria admitió que en ningún momento ha conversado con el señor Trump acerca de mantenerse en el cargo más allá del término legal del periodo.

El próximo testimonio del banquero central de EU ante el Senado será a mediados de febrero, lo que significa que la cita y la que hará de nuevo hoy jueves, será la última que atendería Yellen si se confirma que Trump no la nominará para un segundo mandato.

Pese a menor inflación

La funcionaria explicó que los miembros del Comité, y ella misma, continúan creyendo que la evolución de la economía garantizará un alza gradual de la tasa de fondos federales que les permita lograr y mantener el pleno empleo y la estabilidad de los precios .

Admitió que la inflación de aquel país se encuentra por debajo de su objetivo, lo que es una incertidumbre en particular que podría incidir en el rumbo de la política monetaria.

Esta expectativa se fundamenta en la idea de que los fondos federales se encuentran cerca de su nivel neutral, no es una posición expansiva ni contraccionista , detalló.

Acotó que como la tasa neutral es actualmente bastante baja según los estándares históricos, la tasa de fondos federales no tendría que aumentar mucho más para llegar a una política neutral.

Es probable que aumentos adicionales de tasas graduales sean apropiados durante los próximos años para sostener la expansión económica y devolver la inflación a nuestra meta de 2% , dijo.

La funcionaria consideró que en el Comité Federal de Mercado Abierto, que es el órgano directivo de la política monetaria de EU, anticipan que los factores que mantienen baja la tasa neutral, disminuirán con el tiempo.

La funcionaria está citada para presentarse este jueves en el Comité de banca de la Cámara de Diputados de Estados Unidos.

La tasa de fondos pasó de 0.50 a 0.75%, donde se mantuvo desde marzo, a un rango de 1% a 1.25 puntos, en junio.

[email protected]