El jefe del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, instó ayer a Europa a ir más allá de la creación de una nueva institución llamada Facilidad de Estabilidad Financiera Europea, para contener la crisis de deuda y recomendó usar el esquema para generar un crecimiento económico más alto.

El tema real es el crecimiento y si las instituciones que son creadas deberían servir a un propósito y no sólo como una forma de seguridad para momentos de necesidad , dijo Strauss-Kahn durante una conferencia de prensa sobre temas económicos globales en París.

Si Europa tuviera un crecimiento de 4 a 5% anual en los próximos cinco años, la gente podría dejar de preocuparse tanto, por la sustentabilidad de la deuda de los gobiernos, dijo Strauss-Kahn, hablando en la víspera de una cumbre de la Unión Europea en Bruselas.

Los ministros de Finanzas europeos acordaron un plan por 750,000 millones de euros, el 10 de mayo para contener una crisis de deuda que empezó en Grecia.

De esa cifra, 440,000 millones de euros podrían ser entregados a cualquier país excesivamente golpeado por problemas de financiamiento y serían recaudados mediante emisiones de bonos realizadas por la Facilidad de Estabilidad Financiera Europea.

Esto debería proveer una plataforma que sirva a un propósito. Hay miles de formas en las que esto podría ser usado de modo flexible por los países europeos; especial y obviamente para arreglar la crisis, pero también para apoyar ciertas opciones de crecimiento , explicó.