Turismo y Energía fueron los dos ramos administrativos que presentaron un mayor incremento en su gasto en los primeros 10 meses del año, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La Secretaría de Turismo –sector que se vio fuertemente afectado el año pasado por las restricciones de viaje ante la pandemia– registró, de enero a octubre de este año, un gasto de 26,384 millones de pesos, lo que significó un incremento anual de 256 por ciento. Anteriormente, la SHCP explicó que el incremento se debió, al menos al tercer trimestre de este año, a un mayor gasto para la infraestructura del transporte masivo de pasajeros (Tren Maya).

La Secretaría de Energía, por su parte, ejerció recursos por 175,856 millones de pesos en el periodo, lo que presentó un incremento anual de 228 por ciento. Al tercer trimestre del año, la SHCP había explicado que el mayor gasto se debió a las aportaciones patrimoniales del gobierno federal a Petróleos Mexicanos (Pemex), esto para fortalecer la inversión de la Refinería Dos Bocas, así como su posición financiera.

Otros ramos que mostraron aumentos, aunque en menor medida, fueron la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano que gastó 15,145 millones de pesos, 32.3% más que de enero a octubre del 2020, así como la Secretaría de Cultura, con un gasto de 11,011 millones, 21.9% más anual.

En total, el gasto de los ramos administrativos fue de 1 billón 143,777 millones de pesos de enero a octubre, un alza anual de 11.2 por ciento.

La gran perdedora

En contraste, la Secretaría de Economía fue la dependencia que registró una mayor disminución en su gasto, al sumar 4,018 millones de pesos, esto es 89.6% menos que un año atrás.

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social también mostró una disminución en su gasto de 25.2% a tasa anual.

Otra disminución fue en la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, que tuvo un gasto 23.9% menor en comparación anual.

ana.martinez@eleconomista.mx