El éxito de la reforma energética está basado en que los insumos de energía que se entreguen sean de buena calidad y a precios razonables, lo que se traducirá en mayor productividad para México, afirma el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela.

Entrevistado por El Economista, rechaza que la energética será la reforma más importante o más sexy por ser la primera que se discuta este año en el Congreso.

Todas las reformas que estamos viendo son para que exista un mejor acceso... La idea de las reformas es potenciar ese crecimiento. Pero no las categorizaría , precisa. De la razón por la cual se pone por delante la energética y después la hacendaria, refiere que hay un timing establecido en el Pacto por México.

Advierte que no hay mejor momento que ahora para hacerlo: tenemos una expectativa de crecimiento de 3.5%, estabilidad macroeconómica, finanzas públicas sanas y un tipo de cambio flexible con altas reservas internacionales y una línea de crédito flexible con el FMI.

No hay razón por la cual esperar. Al final del día lo que se quiere es tener un nivel de desarrollo más amplio y es mejor empezarlo; ya hay un calendario . Si no, alerta, el crecimiento potencial de la economía estaría determinado por factores que se han venido dando a lo largo del tiempo.

El crecimiento puede cambiar por diversos motivos, pero no veríamos un crecimiento tan acelerado como se vería con las reformas, asegura.

Establece que más que estar de moda, hay optimismo por México gracias a los fundamentales de la economía.

PLAN NACIONAL DE DESARROLLO

Aportela dice que el objetivo no es poner de moda a México como Brasil en su momento. Lo que aspiramos es a tener una agenda de reformas que eleve la capacidad productiva de México que nos permita aumentar la tasa de crecimiento del país sin que eso represente un desbalance de las finanzas públicas.

El funcionario afirma que el Pacto por México de ninguna manera es sustituto de otras herramientas clave para el país como el Plan Nacional de Desarrollo (PND) que por ley cada gobierno debe presentar en el primer semestre junto con el Pronafide.

El Pacto por México es una iniciativa muy buena de todos los partidos políticos y de gobierno de la República, pero el Pacto es una serie de iniciativas y un calendario que es lo que viene y nos da la guía para ir avanzando con esta serie de propuestas y un Plan es el ámbito de todo el gobierno durante los seis años e incluso con un ejercicio prospectivo de más años. Una visión de largo plazo con objetivos y metas, y no son instrumentos que sustituyan unos a otros. Los dos tienen su cauce .

Informa que ya están trabajando en los procesos internos porque es un trabajo que se inicia dentro del gobierno y de ahí a la sociedad. Vamos en tiempo para entregarlo de acuerdo con lo que marca la ley . Reflejará la visión del sistema nacional de planeación democrática en donde toda la Administración Pública Federal participa.

[email protected]