El sector patronal apuesta a que la reforma financiera será la mejor herramienta para elevar la formalidad y ganar terreno a la informalidad, que hoy cuenta con 60% de la actividad económica, para lo cual se abrirán oportunidades de multiplicar el empleo, generar vivienda y crecer la economía.

Muchas empresas formales, de todos los tamaños, para crecer simplemente necesitan un crédito. Muchas ideas no se convierten en riqueza y oportunidades, porque simplemente el financiamiento es caro o es difícil acceder a él , acusó Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En su mensaje semanal, el líder patronal sentenció que la informalidad no se resolverá obligando a esas empresas a pagar impuestos, ni siquiera bajando los costos de registrar un negocio.

Y es que, agregó, el reto está en lograr que empresas que ya son formales tengan la oportunidad de crecer y multiplicarse, con el fin de que sean opciones de trabajo y desarrollo para quienes en algún momento están considerando poner algún negocio informal como una salida.

La reforma financiera puede generar una nueva realidad en este sentido, facilitando el crecimiento del sector formal, ganándole ese terreno a la economía informal. No se trata de combatir la informalidad, se trata de promover la formalidad, para que los que ya están en la formalidad tengan la oportunidad de crecer y de multiplicar el empleo , refirió Castañón.

Explicó que más allá de las dificultades estructurales que enfrentan las empresas en México, como la inseguridad, la escasez de financiamiento productivo, los altos costos de crear empleo formal o las dificultades del sistema fiscal, en nuestro país se enfrenta una realidad de poca productividad que orilla a las empresas a operar en la informalidad.

El Presidente de la Coparmex mencionó que millones de empresas informales emplean a pocos trabajadores con baja capacitación, que se desempeñan en actividades poco productivas, como la preparación de alimentos, las ventas y servicios al menudeo, reparaciones y una variedad de actividades que pueden realizar en su propia casa o en instalaciones improvisadas.

Lo anterior, dijo, implica operar con poco valor agregado y en ocasiones con cierta capacitación.

Advertimos claramente que no podrá haber crecimiento sostenido con el creciente tamaño de la economía informal. Más y mejores empresas productivas y formales son sin duda el camino para reducir la brecha de riqueza en México , acotó Juan Pablo Castañón.

[email protected]