La deuda de México, en su medida más amplia, registró en noviembre del 2020 su segunda disminución consecutiva en su comparación mensual, de acuerdo con los datos divulgados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el penúltimo mes del año, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) —la medida más amplia de la deuda— se ubicó en 11.7 billones de pesos, 2% menor que los 11.9 billones registrados en octubre. De esta manera, la deuda representó 50.7% del Producto Interno Bruto (PIB).

En su momento, la dependencia a cargo de Arturo Herrera explicó que la disminución del saldo se debió a la apreciación del peso, así como al manejo de los pasivos y el uso de endeudamiento, es decir, las reestructuras de deuda que ha hecho.

En abril del 2020 fue la primera vez que el SHRFSP se ubicó en 12.08 billones de pesos; no obstante, logró disminuir en mayo. En junio la deuda volvió a colocarse por arriba de los 12 billones, donde se mantuvo por cuatro meses consecutivos.

Fue en septiembre cuando la deuda se ubicó en 12.1 billones de pesos, un nivel histórico ante la depreciación del peso frente al dólar, esto con una economía altamente impactada por la pandemia del Covid-19.

Para el cierre del 2020 se espera que el SHRFSP se ubique en 54.7% del PIB, el mayor nivel que se tiene registrado para un cierre de año.

En tanto, el gobierno federal espera que para el 2021 el saldo represente 52.6% del PIB.

“Se prevé una trayectoria descendente durante el resto de la administración para el balance solicitado hasta regresar al equilibrio, de conformidad con el compromiso del gobierno de México de usar prudentemente el crédito público. La disminución se verá apoyada con la eventual normalización de la actividad económica asociada a la disponibilidad de una vacuna contra el Covid-19, las mejores condiciones en el sector petrolero, el impulso que brindará el T-MEC al comercio y la inversión, los beneficios de corto y largo plazo del desarrollo de infraestructura y la profundización del sector financiero, ejemplificada por el crecimiento en el ahorro que se espera genere la Reforma de Pensiones”, señaló la SHCP.

Saldo externo

A detalle se observó que la mayor disminución se dio en el saldo de la deuda externa, el cual pasó de 4.5 billones de pesos a 4.3 billones, lo que representó una reducción de 4.7 por ciento.

Al interior del saldo de la deuda externa, se presentó un registro de 2.21 billones de pesos de deuda del gobierno federal; mientras que se observaron otros 2.06 billones de deuda perteneciente a los organismos y las empresas públicas.

En tanto, los Proyectos de Inversión de Infraestructura Productiva con Registro Diferido en el Gasto Público (Pidiregas) sumaron un saldo por 95,498 millones de pesos.

Respecto al saldo de la deuda interna, los datos de Hacienda muestran una disminución de 0.3% en el mes, al pasar de 7.36 billones de pesos a 7.34 billones de pesos.

ana.martinez@eleconomista.mx