La economía de México sigue recuperándose en tándem con la de Estados Unidos debido a su ciclo sincronizado. Pero la inversión física insuficiente y el capital humano que prevalece en México está limitando la capacidad para restaurar los niveles pre pandemia del Producto Interno Bruto (PIB), advirtió el Director para América Latina de la consultoría Moody´s Analytics, Alfredo Coutiño.

En contraste con Estados Unidos que este mismo año cerrará su brecha de crecimiento, a México le tomará tres años agrandar el PIB al tamaño que tenía en el 2019, destacaron.

En un análisis, titulado: “Misma velocidad, diferente distancia”, explicaron que entre los determinantes de esta lenta recuperación se encuentran “las estrategias de política aplicadas para incentivar la recuperación económica”.

“Las políticas de apoyo y estímulo en Estados Unidos fueron significativamente mayores que las pocas aplicadas en México”, refirieron.

Información del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés) muestra que mientras Estados Unidos reaccionó al choque por la pandemia con un plan fiscal de estímulos equivalente a 10% del PIB, México instrumentó uno de los más modestos del mundo, cercano a 0.7% del Producto según la métrica del Fondo Monetario Internacional.

“Las dos economías están corriendo a velocidades similares pero el mayor declive de México y la lenta recuperación de su capacidad de producción están haciendo una gran diferencia en el tiempo que le tomará alcanzar los objetivos pre pandemia”, sostiene.

En el segundo trimestre del año, EU recuperó y sobrepasó el nivel pre pandemia de su producción en 0.8% mientras la producción de México se mantuvo 2.5% debajo del volumen alcanzado a fines del 2019.

ymorales@eleconomista.com.mx